Cumple 82 años de existencia el Sindicato Nacional de Minero

Lázaro Cárdenas, Mich.- 11 de julio de 2016.- El Sindicato Nacional de Mineros cumple 82 años de existencia y de esforzadas luchas por los derechos de sus trabajadores agremiados y por los intereses de la clase trabajadora de México. Con ese motivo en todo el país se efectuarán homenajes en las diferentes Secciones y Fracciones sindicales, poniendo en alto la significación de este trabajo gremial de décadas. El 11 de julio es festejado por nuestra Organización como la fecha en que en 1934 nació nuestra gloriosa e histórica Organización Sindical, que por esa razón es denominado como el Día del Minero, indicó uno de los miembros.

El significado del Día del Minero de este 11 de julio de 2016, es que conmemora la fecha de su fundación, de cuando 27 sindicatos regionales participantes del sector minero, metalúrgico y siderúrgico de México, y ante las perspectivas nacionales de unidad obrera de ese momento, asumieron la decisión histórica –que ha influido poderosamente en el destino de la clase trabajadora– de fusionarse para integrar una sola gran organización nacional y constituirla bajo el nombre inicial de “Sindicato Industrial de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana”, convertido hoy en el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana, mejor conocido como Los Mineros en todo el mundo.

En ese periodo de 82 años hemos tenido triunfos, así como crisis, efervescencia, retos y avances muy importantes, no sólo para los mineros, sino para la clase trabajadora mexicana en su conjunto. Los líderes que crearon esta representativa y poderosa organización sindical fueron hombres visionarios que decidieron integrar y dar identidad a un sector trascendental de la industria y de la economía nacional a través de nuestro actual Sindicato Nacional de Mineros.

En 2002 el sindicato nacional eligió al compañero Napoleón Gómez Urrutia como su dirigente máximo. Se trata de un hombre que por su experiencia, inteligencia y conocimiento de la actividad conduce a Los Mineros hacia una nueva etapa de modernización y de consolidación de la lucha social. Es un digno sucesor de don Napoleón Gómez Sada, un hombre sabio, recto, íntegro y fuerte que condujo el destino de los trabajadores mineros durante 40 años y que es nuestro Guía Moral.

Al paso del tiempo, conforme nuestro Sindicato alcanzaba triunfos y progresos, hubo empresarios y políticos corruptos que pretendieron destruirlo. Sufrimos un ataque violento y cobarde durante casi diez años. Nunca antes se había padecido a una mafia de los políticos y empresarios más corruptos de México, aliados en complicidad de intereses y ambición desmedidos, en contra de todo un gremio y de su dirigente sindical. Hoy México se ve como una nación sin control ni destino y con una imagen totalmente deteriorada en el mundo, debido a las acciones criminales de los Larrea, Bailleres, Ancira y Villarreal Guajardo, entre otros más, y de los políticos y los gobiernos que los apoyaron.

El Sindicato Minero ha derrotado todos esos intentos de destrucción y se fortalece cada día más. Avanza constantemente, con el creciente apoyo de poderosas organizaciones internacionales de obreros y de la lealtad y la disciplina de sus agremiados.

No debemos sorprendernos de lo que sucede en México en estos días, ni del deterioro creciente del prestigio del país a nivel internacional. Son increíbles la irresponsabilidad y la falta de sensibilidad para darse cuenta de la grave crisis que México está padeciendo. Los responsables, algunos empresarios, políticos, medios de comunicación enrolados a esta agresión, así como traidores, tienen nombre y apellido y seguramente la historia los juzgará como verdaderos enemigos de la nación.

Afortunadamente el Sindicato Minero acrecienta su gran fuerza y mantiene su lucha permanente por la justicia, la equidad y un mayor bienestar. Está en la primera fila de los esfuerzos por superar los graves problemas de falta de justicia, libertad y democracia de la clase trabajadora mexicana, y constituye un gran ejemplo y una inspiración mundial para la dignidad humana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: