Cumplimenta PGJE orden de aprehensión contra “El Chanda” por secuestro agravado de «El Tísico»

Morelia, Michoacán, a 28 de marzo de 2017.- La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) cumplimentó orden de aprehensión en contra de Gilberto Gómez Romero, alias “El Chanda”, por su relación en el delito de secuestro agravado perpetrado en agravio de Carlos Rosales Mendoza, alias “El Tísico”, en diciembre de 2015.

Personal de la Unidad Especializada de Combate al Secuestro (UECS) dio cumplimiento al mandato judicial instruido en contra de Gilberto G., quien de acuerdo con datos de prueba que integran la Carpeta de Investigación, secuestró y dio muerte a las personas del sexo masculino identificadas como Carlos Rosales, “El Tísico”, y tres de sus acompañantes, de nombres Adrián M., Miguel A. y Gerardo T, de apodos La Fresa, Perro Pinto y El Chiguan.

Carlos Rosales fundó La Familia Michoacana (en ese entonces La Empresa) de la mano de Osiel Cárdenas Guillén, líder del Cártel del Golfo, para fungir como brazo armado de esa organización criminal, y en conjunto con Los Zetas frustraron las operaciones del Cártel del Milenio (cuya fractura supuso la creación del Cartel Jalisco Nueva Generación), grupo que controlaba la producción y distribución de narcóticos en el estado, en el año 2000.

Durante los trabajos de investigación, se determinó que el 27 de diciembre de 2015 los ahora occisos y una persona más fueron citados por el imputado en un lugar denominado La Cascada, el cual se ubica en el municipio de Gabriel Zamora, donde fueron interceptados y, luego de tenerlos privados de la libertad, les exigieron la entrega de una importante suma monetaria a cambio de liberarlos.

Debido a que no cumplieron con las exigencias económicas, Carlos Rosales “El Tísico” (quien recientemente había purgado una condena de 10 años de prisión y aparentemente se hallaba fuera de las actividades delincuenciales), y sus tres escoltas fueron privados de la vida, mientras que una cuarta persona fue dejada en libertad.

Los cuerpos de los ahora occisos fueron abandonados en las inmediaciones de la caseta de peaje Santa Casilda, de la autopista Siglo XXI.

Al continuar con las indagatorias, se logró conocer la relación de El Chanda, con estos hechos, por lo que se solicitó orden de aprehensión en su contra, que fue cumplimentada en reclusión por agentes de la UECS.

El Ministerio Público formuló imputación ante el juez de control, quien una vez que valoró los datos de prueba aportados, determinó vincularlo a proceso por el delito de secuestro agravado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *