Estatales

El Aguacate michoacano otra vez en problemas

Por: Esteban Patricio M. 

El aguacate michoacano parecía retomar su esplendor con los cientos de miles de toneladas exportadas a Estados Unidos para ser consumidas, pero una nueva controversia ha sido interpuesta a nivel internacional, además de nuevas revelaciones sobre su lado oscuro.

A casi un año de que se suspendiera la exportación de aguacate michoacano a los Estados Unidos, parecía que retomaba su fuerza como producto emblema de la entidad, pues ya se está de nuevo enviándolo a los Estados Unidos en grandes cantidades, pero una nueva acusación pesa sobre él.

LA SUSPENSIÓN QUE HIZO “SUDAR FRÍO”

El 12 de febrero de 2022 la noticia se difundió rápidamente en las redes, “el gobierno estadounidense suspendió el envío de aguacate michoacano a ese país”.

fue la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural del Gobierno de México la que reveló la situación mediante un comunicado que expuso en su página de internet, “El Servicio de Inspección Sanitaria de Plantas y Animales del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (APHIS-USDA) decidió pausar, hasta nuevo aviso, las actividades de inspección de aguacate en Michoacán”.

Detalló que el país vecino “tomó la determinación luego de que uno de sus oficiales, quien realizaba la labor de inspección en Uruapan, Michoacán, recibió una llamada de amenaza a su teléfono celular oficial”.

Esto se había sumado a los señalamientos de que los costos del aguacate y el limón, se veían afectados por la violencia en Michoacán, a consecuencia de las extorsiones a productores y cobro de cuotas a quienes cosechan.

A esto se añadió que hubo inspecciones realizadas durante marzo por el Gobierno de México, a través de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, y en ella se detectó que el 25 por ciento presentan total incumplimiento de la norma vigente en materia de subcontratación y se tenían que subsanar.

Igualmente descubrieron que 40 por ciento de las empresas incumplían parcialmente; en ellas se detectaron faltas en las Condiciones Generales de Trabajo, principalmente en temas como seguridad social y contratos fuera de la norma.

Ni el mercado nacional ni el internacional pintaban bien para este producto que, durante décadas, ha sido el emblema de la agroindustria de la entidad.

EL NUEVO RESPIRO DEL AGUACATE

El pasado 17 de enero el gobierno de Michoacán presumió que se dio el banderazo de salida a los envíos de las primeras 64 mil 101 toneladas de aguacate rumbo al Super Bowl LVII.


“Esta temporada se recupera la confianza de productores, empacadores y consumidores extranjeros, incrementándose la cantidad de toneladas para exportación, buscando enviar 130 mil en esta temporada. Esta patada inicial simboliza que esta industria siempre está pensando en su mercado final, en su consumidor”, declaró el gobernador Alfredo Ramírez Bedolla.

Pero, además de la gran cantidad de producto enviado, se destacó la baja en el precio, pues el kilogramo del aguacate hass mexicano se vende a 1.95 dólares, en Estados Unidos, el precio más bajo de los últimos cinco años.

A estas mismas fechas, pero de 2022, el aguacate costaba 3.43 dólares el kilo, lo que significa que este año los estadounidenses gozarán de un precio 43% más barato que en 2022.

Incluso, en la parte administrativa había señales de una mejora; por ejemplo, el pasado 9 de febrero, la Subsecretaría de Trabajo y Previsión Social realizó un taller regional para la formalización laboral, dirigido a productores, empacadores y asociaciones de la industria del aguacate, para seguir regularizando a sus empleados.

LA NUEVA DIFICULTAD A SUPERAR

El producto más exportado de Michoacán a Estados Unidos parecía retomar su fuerza entre la baja de precios, las grandes exportaciones y seguir su camino a la regularización laboral, pero una nueva complicación de nivel internacional podría hacer las dificultades de nuevo, y esta vez se trata de un tema de medio ambiente.

El pasado 2 de febrero, un ciudadano mexicano cuya identidad se ha reservado, presentó una denuncia por presuntos daños ambientales derivados de la producción de aguacate, en el marco del Tratado de Libre Comercio entre Canadá, Estados Unidos y México (T-MEC), de acuerdo con un expediente.

Esta persona aseguró a la Comisión para la Cooperación Ambiental (CCA) que México falta al T-MEC para proteger los ecosistemas forestales y la calidad del agua, debido a la producción de aguacate en Michoacán.

El peticionario afirmó ante el organismo que México omite la protección de recursos forestales e hídricos en Michoacán, ante el impacto ambiental y la deforestación causados por la ininterrumpida expansión de las plantaciones de aguacate.

Ahora la CCA revisará la petición y en un plazo de 30 días determinará si México ha incumplido con los artículos 24.27(1), (2) y (3) del T-MEC, en los cuales se consideran protecciones al medio ambiente.

NUEVAS REVELACIONES DEL LADO MÁS OSCURO

En las últimas semanas se ha publicado que periodistas, del programa canadiense W5, se dieron a la tarea de adentrarse a las entrañas del estado de Michoacán, en donde descubrieron los estragos que el crimen organizado ha dejado no solo para el negocio del aguacate, sino también para los propios habitantes de la entidad.

Un agricultor de aguacate del estado de Michoacán, cuya identidad fue reservada por seguridad, relató como una camioneta con hombres armados llegó una noche a sus tierras para advertirle que la zona ahora sería controlada por el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Además, aseguró que los agricultores del estado son víctimas de extorsiones, secuestros y desapariciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *