Fuerte tromba deja diversas afectaciones en Los Reyes

LOS REYES, MICH.- 19 de agosto de 2019.- Una fuerte tromba se dejó sentir la tarde de este lunes en Los Reyes, con granizos más grandes que un limón, tumbando techos de lámina en varias viviendas, bardas, árboles caídos y vehículos dañados en sus cristales, calles anegadas de agua, se prevén pérdidas millonarias en la agricultura, pero por fortuna no hubo pérdidas humanas que lamentar.

Fue alrededor de las 16:00 horas cuando comenzó la tormenta inició como una fuerte lluvia, pero pasados unos 15 minutos después, se transformó en una tromba y granizada que en algunos puntos de la ciudad, arrojó trozos de hielo de un tamaño superior a una pelota de ping-pong, ocasionando severos daños en viviendas y unidades automotrices.

Cabe señalar, que el fuerte viento ocasionó el desprendimiento de varios techos de lámina galvanizada y el granizo perforó otros tantos de lámina de fibra de vidrio, cartón, policarbonato o asbesto.

Al interior del Centro de Rehabilitación ubicado en Avenida de las Rosas, de la colonia Jardín se derrumbó parte del techado y una barda, milagrosamente sin consecuencias para personas.

Las autoridades reportaron la caída de al menos tres árboles: uno en la colonia Lázaro Cárdenas, que dañó dos camionetas; uno más en la carretera a Santa Clara, en las inmediaciones de la subestación de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y otro cerca del empaque de frutillas “Driscoll’s”, en las del libramiento de esta ciudad.

Fue en la zona poniente de la ciudad donde se reportaron los granizos de mayor tamaño, los cuales causaron daños en tragaluces, calentadores solares y techado del complejo agroindustrial, así como abolladuras y cristales rotos en al menos ocho vehículos de personal del mismo, además de propiciar evidentes estragos cultivos aledaños.

Pese a la poco que duró la tromba, existió el temor de que se presentaran inundaciones o algún río se desbordaran, afortunadamente no fue así, por lo que los daños en la zona urbana no fueron mayores, sin embargo, ello no es consuelo para los productores de berries, quienes estiman pérdidas millonarias en parcelas ya con flor o incluso con frutillas.

El trabajo inmediato del personal de la Unidad Municipal de Protección Civil y Bomberos, de la Policía Municipal y de áreas como Servicios Públicos, Parques y Jardines y Desarrollo Rural, que se movilizaron para atender los reportes, retirar árboles y láminas que volaron o que estaban a punto de caer, permitió que el saldo fue únicamente de pérdidas materiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *