Movimiento Ciudadano exige reducción de onerosos salarios de Alcaldes michoacanos

Gran parte de la crisis financiera por la que atraviesa el estado y sus municipios también es responsabilidad de los propios ayuntamientos, por eso se hace un llamado a las administraciones municipales para que los alcaldes, cuerpos edilicios y funcionarios de primer nivel se reduzcan sus altos salarios, dijo enfático Javier Paredes Andrade, Secretario General de Movimiento Ciudadano Michoacán.

Luego de que se ventilara en un medio estatal los altos salarios que tienen los alcaldes y funcionarios de primer nivel de al menos 56 ayuntamientos michoacanos, donde se refleja que sus percepciones son mayores que lo que percibe incluso el propio gobernador del estado y su gabinete, Paredes Andrade remarcó que es una vergüenza que éstos servidores públicos reciban remuneraciones tan altas que resultan ofensivas y contrarias a la situación de pobreza que enfrentan la gran mayoría de los ciudadanos.

“Un estado donde hay casi 3 millones de michoacanos en situación de pobreza no puede haber políticos con lujos y despilfarro”, aseveró Javier Paredes.

El Secretario de Movimiento Ciudadano Michoacán llamó también a los gobiernos de Jacona y de Zacapu, ambos emanados de ésta organización política, a que se reduzcan sus onerosos salarios, aspecto que es parte de los compromisos que se adquirieron con los ciudadanos para llegar a gobernar y que al momento no han realizado.

Javier Paredes señaló que ya el Coordinador Estatal de Movimiento Ciudadano, y además Diputado Local, Daniel Moncada Sánchez, hizo lo propio al inicio de la presente Legislatura, al renunciar a seis privilegios, como parte del compromiso adquirido con los ciudadanos.

“Los michoacanos demandan gobernantes que sean sensibles y congruentes con las necesidades de cada uno de los municipios y no que vivan como reyes”, agregó.

Los altos salarios de los funcionarios son parte de lo que tiene en quiebra a las administraciones locales y por eso tampoco se han atendido las necesidades más sentidas de los ciudadanos; por esto, señaló Javier Paredes, es necesario que haya una reducción de los salarios para que también haya recursos para la realización de obra y para inversión productiva.

Concluyó diciendo que la profunda crisis que prevalece en el estado no se superará si no se aplican medidas de austeridad y ahorro, «ya basta de derroche», finalizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *