Neumáticos de vehículos, contaminación silenciosa en Michoacán

Morelia, Mich., a 26 de abril del 2017.- Un problema grave pero silencioso que puede provocar severos daños ecológicos en Michoacán, es el que representa el desecho cada año de decenas de miles de neumáticos sin un control real y que va a parar a diferentes cuerpos de agua, basureros, bosques, calles y hogares, sin que alguna autoridad municipal, estatal o federal, haga algo al respecto, aun a costa de la salud de los habitantes de la entidad.

De acuerdo con datos oficiales de la Secretaría del Medio Ambiente e información de Grupo EcorMx, proyecto ambientalista que busca atacar de fondo este problema, en Michoacán se desechan 302 mil 250 neumáticos al año, que representan dos mil 418 toneladas de llantas, de las cuales un 40% se deposita en vertederos controlados sin tratar, otro 45% en vertederos no controlados y sólo al 15% se le da un segundo uso.

Erick Alejandro Gómez Bravo, líder del proyecto EcorMx, informó que todo ello se agrava ante la falta de una legislación específica ambiental, que contribuya a un tratamiento de reciclaje.

Agregó que toda esta problemática nace principalmente por el constante aumento del parque vehicular, el mercado abierto con disponibilidad de neumáticos de diversos orígenes, calidades y precios.

“No es fácil conocer las obligaciones legales que le aplican a una empresa y si nos referimos específicamente a los requisitos medioambientales, la dificultad se multiplica”, explicó.

Agregó que cuando se busca normativa sobre algún aspecto medioambiental determinado, “nos encontramos con una legislación parcialmente derogada u obsoleta debido a que las autoridades correspondientes no tienen el interés de que se apliquen”.

Gómez Bravo dijo que en el caso de Michoacán, está la Ley para la Prevención y Gestión Integral de Residuos, donde se estípula que el Neumático Fuera de Uso es un Residuo de manejo especial donde se especifica que debe tener un tratamiento adecuado; esto se aplica a los generadores, distribuidores y fabricantes del neumático, es decir, llanteras, empresas flotilleras, de transporte entre otras.

Esto ha convertido a los Neumáticos Fuera de Uso en uno de los residuos que más problemas han traído al medio ambiente a nivel mundial; el mayor problema se centra en la dificultad para su destrucción una vez que han cumplido su vida útil, ya que las montañas de neumáticos forman arrecifes donde la proliferación de roedores, insectos y otros animales dañinos, constituye un problema y más si se añade la reproducción de ciertos mosquitos por el estancamiento de agua y que transmiten por picadura fiebres y encefalitis, así como dengue entre otras graves enfermedades, añadió el ambientalista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *