Nevada sorprende a la Monarca en su verde Santuario

Región Oriente, Mich.- Jueves 10 de marzo de 2016.- Fue una nevada histórica, según la gente mayor de la zona esto no ocurría desde hace 30 años. “Hace un montón que no caía la nieve, siempre ha hecho mucho frío aquí, pero ya no helaba como ahorita”, recuerda Don Jerónimo, que luego se acomoda el sombrero y con lento caminar enfila por el blanco sendero hacia su hogar. Hubo varios árboles caídos, unos en la Biósfera y otros sobre las carreteras, causaron daños en algunos señalamientos y por algunas partes no había paso, mientras que en otras la maquinaria pesada trabajaba para retirar la nieve.

Autoridades locales, como el Comisariado Ejidal del Rosario, en el municipio de Ocampo, donde está uno de los dos Santuarios más importantes de esta Región Oriente, declararon que afortunadamente es muy probable que la nieve no afecte al lepidóptero de manera fatal, aunque algunas mariposas sí murieron. El entrevistado recalcó que la colonia puede sobrevivir si el frío no continúa y añadió que la mayor preocupación ahora la tienen por la gente del área, pues ésta vive en humildes casas de madera y lámina de cartón y debido a las bajas temperaturas las enfermedades respiratorias están a la orden del día.

Mientras tanto, en los sitios boscosos que están en torno al Santuario de Sierra Chincua (el otro más destacado), situado en la demarcación de Angangueo, los lugareños y los turistas del Estado de México se divertían al fabricar muñecos y hacer “guerras” con bolas de nieve. Unos niños incluso tomaban el viejo toldo de un automóvil para usarlo de avalancha y arrojarse por una pendiente y al caer al suelo “morían” a carcajadas.

Fuentes anónimas de la Biósfera de la Mariposa Monarca confiaron a esta agencia de noticias que al momento no tenían el dato del impacto real que tuvo la nevada sobre el hermoso insecto, aunque añadieron que trabajaban a marchas forzadas en el área núcleo y de amortiguamiento para así saberlo y actuar en consecuencia, pues explicaron que en algunos sitios era complicado el acceso debido a la cantidad de nieve que cayó.

Hubo algunas fallas en el servicio de luz, pero los empleados de la Comisión Federal de Electricidad inmediatamente las atendieron. Las clases fueron suspendidas ante el gozo de cientos de niños y jóvenes. Para ellos fue un día de ir a la nieve con sus padres y demás familiares y pasar el rato de lo mejor.

Según los pobladores, este mes la Mariposa Monarca comienza su retorno a Canadá, en lo que será una gélida despedida “se vienen de allá por el frío y mire nomás ahora, acá también las agarró”, dijo con una sonrisa la señora María González, quien tomaba un café mientras que los chiquillos y su esposo fabricaban un mono de nieve sobre el cofre de su auto, pues muchos optaron por hacer sus muñecos precisamente encima de la carrocería de sus vehículos y llevárselos consigo a manera de “recuerdo” aunque por el camino se derritieran poco a poco.

De los árboles que se vinieron abajo sobre las carreteras nada se desperdició, pues la gente oriunda de la zona los cortó para usarlos como leña y así calentarse en sus fogones. Afortunadamente no hubo reportes de accidentes viales y eso en gran medida se debió a la vigilancia constante brindada en los caminos por los elementos de la Policía Municipal, de la Policía de Michoacán y de la Policía del Estado de México que trabajan de manera coordinada para dar seguridad a los automovilistas, así como lo hacen también los obreros que son sus máquinas de construcción limpian las carreteras, tanto del lado michoacano como del mexiquense. Al momento los dos Santuarios: El Rosario y Sierra Chincua están cerrados al público hasta nuevo aviso, mientras que la Mariposa Monarca se agrupa para darse calor y enfrentar así las bajas temperaturas del blanco paisaje que dejó la nieve, esa que la sorprendió en su verde Santuari

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *