Sangriento baile en Oponguio; hay dos muertos y cuatro heridos

+Se registró una pelea entre algunos asistentes y dos sufrieron letales impactos de balas

+Algunos miembros de la concurrencia atraparon y golpearon salvajemente a cuatro jóvenes inmiscuidos en el pleito

+La PGJM, a través de la UEEC, emprendió las primeras pesquisas del caso

Erongarícuaro, Mich.- 09 de julio de 2017.- En tragedia terminó un baile público en el poblado de Oponguio, pues ocurrió una riña que tuvo como saldo dos muertos por impactos de balas y cuatro heridos graves a causa de una tremenda paliza, indicaron fuentes allegadas a las autoridades policiales.

Trascendió que la citada verbena popular fue organizada por un ex alcalde de Erongarícuaro con motivo de las graduaciones escolares y los hechos violentos sucedieron alrededor de las 22:40 horas del pasado sábado en las canchas ubicadas en la zona centro de la referida comunidad.

Se dijo que la celebración transcurría con normalidad, pero repentinamente hubo bronca entre unos asistentes, se escucharon detonaciones de arma de fuego y resultó severamente lesionado Matías M., de 35 años de edad, a quien se le apreció un daño de proyectil en el abdomen, él posteriormente fue enviado hasta el Hospital Regional del IMSS en Charo, donde falleció.

También padeció un balazo Esteban R., de 38 años de edad, mismo que murió a bordo de la camioneta que lo canalizaba a un nosocomio, furgoneta de la marca Chevrolet, guinda, placa MT-7353-R.

Varias personas de la multitud rápidamente detuvieron a cuatro muchachos presuntamente implicados en la contienda, así que les propinaron una brutal golpiza y después los entregaron muy lastimados a la Policía.

Se supo entonces que tales detenidos son: Carlos R., de 18 años de edad, y Miguel Ángel R.n de 18 años, ambos vecinos de Tzintzuntzan; además de David Marcos R., de 18 años, habitante de la colonia Jacarandas, perteneciente a la ciudad de Morelia, y Mario R.

A todos los mencionados individuos los atendieron unos paramédicos y fueron llevados bajo custodia policial hasta el Hospital Civil «Doctor Miguel Silva», localizado en la capital michoacana. Unos patrulleros acordonaron el lugar de la disputa y avisaron a la Procuraduría General de Justicia de Michoacán (PGJM).

De esa manera se encargaron de las primeras investigaciones y del levantamiento de los cadáveres los expertos de la Unidad Especializada en la Escena del Crimen (UEEC). Hasta el momento se ignora el móvil que detonó la gresca entre los los referidos implicados, por ello la PGJM continúa con las averiguaciones para esclarecer el asunto a la brevedad posible y deslindar responsabilidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: