El fantasma de la ingobernabilidad amenaza a Ocampo 

Por: Esteban Patricio M.

La situación de violencia e inseguridad en el municipio de Ocampo le está acercando a un borde de la ingobernabilidad,como ha sucedido con otros ayuntamientos michoacanos y con ello, el discurso de la paz que está regresando, queda lejano.

LA INVESTIGACIÓN PENDIENTE

Hay un antecedente en esta zona que permanece sin esclarecer y requiere de mencionarse: la muerte del ambientalista y promotor del santuario de la Mariposa Monarca, Homero Gómez González.

El 13 de enero de 2020 se denunció su desaparición y para el 29 de enero fue localizado sin vida dentro de un pozo de agua,cerca del predio El Soldado, a unos kilómetros de la cabecera municipal de Ocampo, con dirección a Angangueo.

La Fiscalía General del Estado (FGE) de Michoacán, aseguró que en la necropsia médico forense no se observaron lesiones al exterior y que su fallecimiento fue por asfixia mecánica por sumersión, con traumatismo craneoencefálico.

Pero, a decir de sus hijos, el comisariado ejidal de El Rosario tenía un golpe en la cabeza y se lo dieron por la espalda; sin embargo, a casi tres años de lo ocurrido no hay ningún resultado de la investigación del crimen, la incertidumbre prevalece.

LA ALERTA RECIÉN ENCENDIDA 

Durante la tarde – noche del pasado lunes 5 de diciembre un grupo de sujetos armados ingresaron al domicilio de José Luis García Pompa, director de Seguridad Pública de Ocampo.

Su vivienda se ubica en la comunidad de San Cristóbal, ahí lo obligaron a subir a un vehículo y en la huida, fue interceptado por otro automóvil, lo cual inició un enfrentamiento armado. Sin embargo, el primer vehiculo logró escapar con García Pompa a bordo.

Todo esto fue revelado por el gobernador michoacano,Alfredo Ramirez Bedolla, en su conferencia de prensa del miércoles 7 de diciembre. Ese mismo día, la Fiscalía General del Estado emitió una ficha de búsqueda con los datos y fotografía del funcionario.

También el gobernador especificó que tras este hecho, la ahora llamada Guardia Civil, se hará cargo de la seguridad del municipio de Ocampo.

Otro detalle que reveló el mandatario estatal, fue que: “Le ofrecimos, hace tiempo, al alcalde de Ocampo (Amado Gómez) que la Guardia Civil se hiciera cargo de la seguridad de este municipio, pero no aceptó”.

LA ANTERIOR ADVERTENCIA

Aquel ofrecimiento que mencionó el gobernador, se dio porque el secuestro del director de seguridad no es el primer crimen donde la víctima es un funcionario del actual  ayuntamiento de Ocampo.

El pasado 28 de septiembre presuntos sicarios asesinaron a balazos al secretario del ayuntamiento de Ocampo, Omar Daniel Colín Alanís, de filiación priista y a su padre, Juan Colín Vanegas, cuyos cuerpos sin vida dejaron abandonados en el interior de un vehículo de la marca Chevrolet, tipo Corsa, color gris, en la tenencia de Zirahuato, municipio de Zitácuaro.

Dos meses después de estos hechos, se había detenido a tres implicados en el caso, pero hubo un notorio hermetismo respecto a las investigaciones, pues los informes de las tres detenciones no profundizaron en las situaciones en las que ocurrió cada una.

Las alertas se habían encendido con este suceso, pero las autoridades locales optaron por mantener a sus agentes de seguridad y no apoyarse de la corporación estatal.


LOS OTROS MUNICIPIOS EN RIESGO DE INGOBERNABILIDAD

Las condiciones de inseguridad que han resultado en la desaparición del encargado de seguridad y la muerte de uno de los integrantes del ayuntamiento, deja en riesgo la gobernabilidad de Ocampo.

Pero no es el primer municipio donde los peligros y circunstancias entre sus gobernantes dejan en riesgo el orden en su administración, al grado de que se plantea el cambio de sus integrantes.

El caso más reciente se dio en Penjamillo, donde desde hace un par de meses la mitad de su ayuntamiento ha huido por amenazas de muerte, pues de los nueve integrantes del Cabildo, cinco huyeron por las amenazas que recibieron.

Otro caso es el de Aguililla, en este municipio el pasado mes de febrero el gobierno presumió que había logrado recuperar su control, tras un amplio despliegue de soldados. Pero casi un mes después su alcalde, Cesar Valencia Caballero, fue asesinado y con ello se vio en riesgo la debida administración del municipio, además de cimbrar el discurso de paz.

También ha causado controversia la persecución a Hipólito Mora en su vivienda, para presuntamente intentar asesinarlo.El que fuera fundador de los grupos de autodefensa de La Ruana y también ex candidato a la gubernatura de Michoacán,anunció en sus redes sociales que  fue atacado a balazos en una de sus huertas en el municipio de Buenavista.

El hecho ocurrió cerca de las 11 de la mañana, cuando llegóun grupo de sujetos armados al lugar e intercambiaron disparos con los escoltas y trabajadores de Hipólito, que abatieron a dos de ellos.

El propio Hipólito narró que hasta que él publicó la situación en sus rede y contactó a la Fiscalía Estatal, fue como se enviaron agentes de varias corporaciones de seguridad.

​Con estos hechos las circunstancias de gobernabilidad en varios municipios de la entidad se ven endebles y quedan evidenciadas, al igual que el discurso que asegura que se está regresando a la paz en Michoacán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: