Más quejas contra el presidente de Ocampo

Zitácuaro. – Las quejas en contra de Roberto Arriaga Colín, presidente municipal de Ocampo, siguen aumentando. Ahora los ciudadanos se lamentan por la falta de atención en materia de seguridad en el municipio. Aseguran que los robos se han disparado y la policía sólo se dedica a atender las indicaciones y necesidades personales del alcalde, dejando en la indefensión a la población.

Así lo denunciaron vecinos de la comunidad de El Paso, donde Arriaga Colín tiene su domicilio particular. Los quejosos aseguran que en las últimas semanas los robos se han “disparado” de manera preocupante y los domicilios están en total vulnerabilidad; incluso, aunque haya quejas y denuncias ante la autoridad municipal.

De acuerdo a la versión de los afectados, a pesar de que el presidente municipal vive en esa localidad, los robos e ilícitos no cesan. Ya los vecinos detuvieron (en semanas pasadas) aun ladrón que se metió a hurtar a un domicilio. Este fue entregado a la policía, pero horas después ya estaba en las calles nuevamente. Los vecinos informaron que la policía decidió soltarlo por falta de pruebas. Pero que, de manera curiosa, el domicilio del presidente jamás ha sido molestado.

El presunto ladrón es vecino de la mencionada comunidad, pero esto no ha impedido que se meta a los domicilios a hurtar. Explicaron que la policía sólo da pequeños rondines de vigilancia; sin embargo, estos no son suficientes, ya que “pareciera” los ladrones saben la hora en que los elementos policiacos pasan por el lugar.

El municipio -afirman- nunca había estado tan mal. Es ahora que Roberto Arriaga es presidente que existe un descontrol en muchos ámbitos y sólo se hace lo que el presidente municipal dice, ejerciendo un total absolutismo.

En ese contexto, también se ha denunciado que el transporte público hace de las suyas, ya que en municipio (al igual que en Angangueo, donde la que gobierna es la esposa de Roberto Arriaga), se ha salido de control y los taxis hacen las veces de colectivos. A ello se suma que algunos camiones de transporte de pasajeros no respetan su itinerario y se meten a invadir las rutas que circulan por la zona.

Son ya varias las denuncias públicas que se hacen en contra del alcalde Roberto Arriaga, pero hasta el momento ni la Síndica ha podido hacer algo al respecto. Como se recordará, el presidente municipal, en contubernio con los regidores, decidieron quitar sus facultades a la funcionaria, que es la segunda a bordo dentro del ayuntamiento y es la encargada de vigilar la cuenta pública del municipio.

Como se denunció en su momento, la Síndica Elizabeth Guzmán Vichís, presentó denuncia penal en contra de Roberto Arriaga Colín y de los regidores, quienes de manera ilegal decidieron removerla del cargo.

Todo comenzó desde que la funcionaria se negó a firmar la cuenta pública, la cual contiene errores que no se pueden pasar por alto. Debido a ello, es que Roberto Arriaga comenzó con acciones de intimidación y venganza, para presionar a la Síndica y obligarla a que le firmara un poder, para estar en condiciones de dejar a su hombre de confianza como representante legal del ayuntamiento.

Ahora les quejas ciudadanas aumentan, no obstante, esta el momento las cosas no han cambiado en el municipio y esta situación está a punto de ocasionar alguna manifestación, dadas las condiciones que se viven en Ocampo. “Si el presidente no nos escucha, vamos a tomar medidas más drásticas”, aseguran los entrevistados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *