Nueva negligencia médicaen clínica de Tuxpan

Entre 6 y 8 horas pasaron para que atendieran a embarazada.

Su bebé tuvo complicaciones y estuvo en terapia intensiva durante 12 días.

Por: Gabriel Gómez Rodríguez

H. Zitácuaro, Mich. – Mujer embarazada no fue atendida con prontitud en la clínica del Instituto Mexicano de Seguro Social (IMSS) de Tuxpan, al grado de que se le reventó la fuente, mientras que su bebé tuvo complicaciones y permaneció durante 12 días en terapia intensiva.

Primeramente, la embarazada, vecina de esta ciudad(Zitácuaro), indicó que acudió al Hospital General a checarse de manera continua, en su proceso de gestación. Al conocer y vivir en carne propia algunas irregularidades, como mala atención y el pago de servicios médicos, decidióbuscar otras opciones.

Esta es la segunda parte de la entrevista a la madre de familia, quien reconoció que, al no contar con recursos económicos, no pudo acudir a una clínica particular.

Explicó que sufrió fuertes dolores de parto alrededor de las 2 de la mañana de un día sábado, por lo que a temprana hora se trasladó a Tuxpan, a la clínica “IMSS Prospera”. A dondellegó desde las 9 de la mañana, con 3.2 de dilatación. Se quejaba de dolores fuertes, pero era ignorada. 

Al no recibir atención médica, en determinado momento se le reventó la fuente, lo que informó a la anestesióloga y luego se preparó el quirófano. Finalmente, al nacer su bebéno lloró, únicamente se quejó. 

La madre pidió explicaciones a la anestesióloga del porque no había llorado su hijo. La única respuesta fue que se había complicado. 

El recién nacido pasó más de 12 días en terapia intensiva,debido a que absorbió su propio excremento, lo que le generó infección en el estómago. Además de complicaciones en un pulmón.

Una de las enfermeras, al conocer de la negligencia médica, aconsejó a la mujer acudir al área de trabajo social a presentar su queja. Indicándole que, si el personal médico hubiera actuado de manera pronta, no habría ocurrido una situación como la que aconteció. Ya que, si ella era candidata para cesárea, no tenía por qué transcurrir tanto tiempo para ser atendida.

Al recién nacido le tuvieron que hacer un lavado de estómago, pero le quedaron algunos residuos de excretas. Esta situación derivó en que no podía respirar adecuadamente.

Fueron 12 días de cuidados intensivos. En el día 10 le indicaron que tenía que sacar al bebé para hacerle un eco cardiograma. Para ello se requería el pago de ambulancia para llevarlo a una clínica particular, así como el desembolso para el estudio correspondiente.

Por acompañar al bebe y a la madre, el personal médico le indicó que tenía que pagar tres mil pesos, mientras que la ambulancia le cobraba 2 mil 500 pesos, más el costo del estudio del corazón.

Como haya ocurrido, la mujer y su bebé llegaron a una clínica privada, ubicada en el Estado de México. Donde sepudo corroborar que no había ningún problema en su corazón, traía inflamado un pulmón, además de infecciónestomacal, por las causas ya mencionadas.

Actualmente, el recién nacido tiene complicaciones para respirar, es conectado en ocasiones a un tanque de oxígeno para mantener estable su respiración. Además, a la madre de la mujer que dio a luz no le permitían ingresar al hospital para conocer el estado de salud de su nieto, aunque después de muchas trabas logró contemplar al recién nacido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: