Muere fundador de la escuela “Hogar y Patria”

-Se encargó de formar académicamente a varias generaciones de estudiantes.

-Era originario de Salvatierra, Guanajuato y adoptó a Zitácuaro como su primera tierra.

H. Zitácuaro, Mich. – Murió el maestro Alfredo Ávila Pérez, quien fuera fundador de la escuela comercial “Hogar y Patria”, en el año de 1968. Fue candidato a la presidencia municipal, postulándose por el Partido Acción Nacional. Aunque no había estado inscrito formalmente en las filas albiazules, sí simpatizaba con este instituto político.

Le tocó hacer campaña política con pocos recursos, ya que el PAN tenía escasa presencia. Sus contendientes fueron el abogado Jerónimo Morales Pallares del PRI (hoy extinto), así como Alfredo Nateras, del PARM y Mario Vallejo, del Frente Cardenista.

Llegó a Zitácuaro hace algunas décadas, ya que nació en una población llamada Salvatierra, Guanajuato, desde su arribo a esta ciudad logró cimentar su vida laboral y familiar, incluso aquí se casó y tuvo sus hijos.

Ávila Pérez, de carácter sencillo y siempre sociable, también viajaba constantemente a Huetamo. Ahí fundó otra escuela con el mismo nombre “Hogar y Patria” y lo hizo por un lapso de más de 15 años, de manera ininterrumpida.

Aquel hombre de tez morena, de mente hábil, siempre tenía un “chascarrillo” que contar entre sus amigos cercanos.

En una charla que tuvo con “El Despertar”, hace varios años, el docente explicaba que su vida fue prácticamente un milagro, cuando radicaba en Guanajuato, le dijeron que se acercara con determinada persona, que lo iba a traer a Zitácuaro a estudiar. Así fue, ese anhelo se cumplió.

A su llegada a esta ciudad, fue inscrito en una pequeña escuela llamada “El Hogar”, misma que estaba construida con lámina de cartón y piso de tierra, en condiciones muy humildes. Institución que era dirigida por un maestro de nombre Nicolás Estrada, quien con el paso de los años falleció.

Sin embargo, a Alfredo Ávila le llamó la atención la enseñanza, por lo que salió a la Ciudad de México a prepararse y decidió hacer su propia escuela, de ahí nació la escuela “Hogar y Patria”.

En aquel tiempo también había un movimiento juvenil religioso, que llamaban “Por Dios y por la Patria”, de tal manera que esos factores se conjugaron para que la escuela llevara ese nombre.

El objetivo era preparar a alumnos para que trabajaran en oficinas públicas o privadas, ya fuese la banca, pero que fueran lo mejor preparados y que tuvieran los valores esenciales, como respeto, puntualidad y honradez.

Ya que una de sus pasiones siempre era escribir, uno de sus últimos trabajos fue la recopilación de cuentos, que él mismo escribía.

El maestro, experto en publicar y relatar historias y cuentos, puso a uno de ellos “El Milagro”. Ya que en esa historia, México sí se convierte en campeón mundial.

México sí fue campeón mundial, a través de la hazaña de un jugador analfabeta de Tierra Caliente, quien es el principal protagonista, coronándose México en Rusia.

Murió el maestro Alfredo Ávila, un personaje de Zitácuaro que dejó un legado a varias generaciones. Entregado siempre a su trabajo y a la enseñanza pública.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *