Responsabilidades que nunca debe asumir el hermano mayor


-Los hijos mayores no deben sufrir estos errores por parte de sus padres.


Por: Marina Vilchis Herrera.


Los hijos mayores no tienen que asumir funciones que no les corresponden, solo
por la comodidad de sus padres. Aunque en ocasiones no es por comodidad, sino
por falta de tiempo u otras circunstancias.
La psicóloga Jessica Velázquez nos explicó que los hijos mayores no deben
asumir la responsabilidad de cuidar de sus hermanos menores, ellos no decidieron
tener bebés y no deben tener la responsabilidad de ser padres.
Indicó que hay veces que parece que sea inevitable que los hijos mayores acepten
roles que no les corresponden, algo que podría hacer que se comporten de
manera que no les toca con la edad que tienen. Esto, sin duda, puede afectar su
desarrollo.
Así mismo, los niños cuando esto ocurre no encuentran su lugar dentro de la
familia, porque se sienten obligados a ser adultos, cuando en realidad son y deben
seguir siendo niños.
Recalcó que los niños comenzarán a sentir resentimiento, ansiedad, impotencia
hacia la vida, hacia los hermanos y hacia sus padres. Sentirán que lo que hacen
es todo impuesto y que no tienen derecho ni a pensar ni a opinar.
Si tienes un hijo mayor, es momento de que reflexiones para que no caigas en
estos errores. De esta manera tu hijo mayor podrá criarse de forma más
saludable.
Que el hermano mayor tenga que ayudar al hermano menor en todo lo que
necesite, en cualquier momento, sin tener en consideración las necesidades del
hermano mayor y anteponiendo las del menor.
Que el hermano mayor se convierta en el “hombre de la casa” o en el caso de que
sea niña “en la mujer de la casa”, porque uno de los progenitores no puede
hacerse cargo por el motivo que sea.
Decirle una y otra vez al hermano mayor que tiene que ser un buen ejemplo para
sus hermanos menores. El ejemplo siempre debe ser de los padres a los hijos y
nunca de hermanos a hermanos, esto puede generar rivalidad y resentimientos.
No detallar las responsabilidades a los hijos:
Es necesario tener en cuenta que las responsabilidades con los hijos dependerán
de su edad y de su capacidad para hacer las cosas. Por eso, no se puede
equiparar las responsabilidades de los hijos por igual. Y siempre deben tener un
límite en las responsabilidades ¡Deben seguir siendo niños!

No elogiar cuando hace las cosas bien:
Cuando el hermano mayor hace las cosas bien o ayuda, es bueno que le elogies.
Es bueno que se involucre, pero siempre como una opción o una elección y no
como una imposición de la que no está de acuerdo el hijo mayor.
Que el hermano mayor tenga autoridad sobre los hermanos menores:
Nunca bajo ninguna circunstancia un hermano debe tener la autorización de
castigar o corregir a sus hermanos menores. Siempre deben ser los padres los
que se encarguen de hacer esto. Los hermanos son hermanos e hijos y todo
deben ser iguales entre ellos y de cara a los padres.
Ser ejemplo de autoridad:
Los niños no deben ser el ejemplo de autoridad de sus hermanos, ¡Deben ser
hijos y hermanos, pero nunca autoridad como lo debe ser un padre o una madre!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: