SINOPSIS POLÍTICA

AMLO EN LA ANTESALA DE LOS PINOS

Para los optimistas, el arribo de Andrés Manuel López Obrador a la presidencia de la república, es nada más un asunto de trámite. Pues el líder opositor encabeza todas las encuestas y sondeos de opinión; en tanto que su ventaja continúa creciendo, de manera directamente proporcional al malestar y hartazgo de los mexicanos con su gobierno y el partido en el poder.

El gasolinazo mandó al PRI al tercer lugar en las preferencias ciudadanas, luego de encontrarse en la cúspide; pero es en la Ciudad de México donde el tricolor está siendo mayormente castigado con el repudio popular, al ser enviado a la quinta posición, por abajo incluso de posibles candidatos independientes.

CDMX

MORENA: 30% de aceptación ciudadana.

PRD: 18%.

PAN: 12%.

Independiente: 7%.

PRI: 6%.

PVEM: 6%.

En el ámbito nacional, de acuerdo a una encuesta del Economista, los aspirantes más conocidos por el electorado, son: Andrés Manuel López Obrador (Morena); Miguel Ángel Osorio Chong, Eruviel Ávila Villegas y Manlio Fabio Beltrones (PRI); Margarita Ester Zavala Gómez del Campo, Ricardo Anaya Cortés y Rafael Moreno Valle (PAN); Miguel Ángel Mancera Espinoza, Silvano Aureoles Conejo y Graco Luis Ramírez Garrido Abreu (PRD); mientras que Jaime Rodríguez Calderón, Jorge Castañeda Gutman y Pedro Ferriz de Con, serían los pre candidatos independientes mayormente identificados por la población.

Para El Economista, a nivel nacional el partido mejor posesionado es el PAN, con el 18.8 % de aceptación; le sigue MORENA, con el 15.9%; PRI 13.0% y PRD el 5.1%. Encuesta que coincide con la practicada por “Consulta Mitofsky”, a principios del presente mes de febrero.

El mismo diario nacional (El Economista), establece en su estudio de opinión que, en un escenario, donde los abanderados más fuertes, de cada partido, se enfrentaran el día de hoy, el porcentaje de votos que cada uno obtendría, sería el siguiente:

Andrés Manuel López Obrador: 25.8%.

Margarita Zavala: 23.7%.

Miguel Ángel Osorio Chong: 14.75.

Miguel Ángel Mancera: 6.9%.

Jaime Rodríguez “el bronco”: 4.4%.

En este contexto, AMLO es el adversario a vencer o el proyecto con el cual se debe aliarse, para no quedar fuera del presupuesto o, en el mejor de los casos, teóricamente “impulsar la transformación que el país necesita”.

Una alianza con cualquiera de las otras fuerzas políticas ratificaría la victoria electoral de MORENA, pero sólo con el PRD sería ideológicamente más compatible; ya que el PAN representa a la derecha (y MORENA alardea ser de izquierda); en tanto que el PRI simboliza al enemigo acérrimo, causa y razón de la existencia de MORENA.

Por su parte, el PRD no tiene posibilidades, más que de luchar por conservar el registro; con excepción de Michoacán, que se convertiría en su reducto, tal vez un sexenio más. No obstante, el Sol Azteca se transformaría en la cortesana mejor cotizada, codiciada por su aliado el PAN y por su amo el PRI. Aunque, insisto, por congruencia, tanto a MORENA como al PRD, les conviene más la coalición o alianza entre ellos.

Tampoco se descartan los acuerdos maléficos, por debajo de la mesa o a espaldas del pueblo y, tanto el gobierno federal y su partido, como AMLO, parecen estarle apostando a dicha práctica como estrategia. Así se percibe con el moderado discurso de López Obrador hacia el presidente de la república y cuando los medios masivos de comunicación se vuelven condescendientes con el antes radical opositor al régimen y “a la mafia del poder”; quien, incluso, se deja ayudar dócilmente por los pro imperialistas más acaudalados y poderosos de México, entre ellos el suegro del dueño de Televisa, el presidente de Fundación Azteca (TV Azteca) y el consuegro de Carlos Slim. Haciendo parecer al “rayito de esperanza” como alguien cuya prioridad es la victoria en las urnas para acceder al poder y no la regeneración de la Patria.

Lo que hace especular una posible futura transición acordada, en dos sentidos: a) Que AMLO gane a favor del régimen priista la presidencia de México, la que les cuidaría y regresaría en seis años, cuando el malestar ciudadano contra el PRI haya disminuido, con la decepción popular generada por el gobierno en turno, o: b) Que AMLO este siendo víctima de un engaño y el gobierno y su partido estén operando para ganar ellos o, de no estar en condiciones de lograrlo el PRI, volver a entregar el gobierno de la república al PAN.

Lo cierto, es que ya se percibe desbandada de perredistas y priistas a MORENA, inclusive, en esta región y Tierra Caliente algunos tricolores impondrán o serán quienes encabecen formulas y planillas en el partido de AMLO.

EL FENOMENO TRUMP

Hace más de un mes, poco antes de la toma de posesión de Donald Trump como presidente de EU, la irritación social de los mexicanos en contra del presidente Peña Nieto y algunos ex gobernadores priistas, estaba a punto de estallar. Ya se hablaba de un golpe de estado para que la milicia tomara el control de las instituciones, lo cual empeoró cuando se difundió la noticia que el exgobernador de Veracruz había contribuido a provocar la muerte de decenas de niños enfermos de cáncer, a los que aplicaban agua, en lugar de tratamientos de quimioterapia.

Pero el gobierno de México ha utilizado la fobia de Trump contra los inmigrantes como una herramienta para distraer la atención de los mexicanos de los grandes problemas que nos aquejan como nación. Es una estrategia que ha dado resultados. Ya casi hemos olvidado que nuestra peor desgracia es la propia clase política; porque ahora, de todo lo negativo culpamos al monstruo Donald Trump, ante quien Javier Duarte de Ochoa (el asesino de niños y periodistas), aparece como un Santo.

Gracias a Trump hemos olvidado la corrupción e impunidad que rodean a la mayoría de ex gobernadores, legisladores, ex alcaldes y ex funcionarios públicos; en tanto el PRI se fortalece nuevamente, lo que significa que la estrategia distractora está funcionando.

LA JUSTICIA DA LA ESPALDA AL “DIPUTADO MOCHES” Y A SU SOCIO CAMPOS

Duros golpes al ego han recibido el comúnmente conocido “diputado moches” y su socio, el ex alcalde de Zitácuaro. Al legislador del PVEM, Ernesto Núñez Aguilar, el Supremo Tribunal de Justicia del Estado de Michoacán declaró improcedente el recurso de apelación que promovió para impulsar su demanda por “daño moral”, presentada contra Verónica Loiza Servín, quien descubrió e informó a la opinión pública las tranzas que tanto el diputado como su socio el entonces presidente de Zitácuaro, Juan Carlos Campos Ponce, pretendían realizar para robarse alrededor de seis millones de pesos destinados a la realización de un festival cultural, en la Heroica Ciudad de la Independencia.

Pero los ladrones, al ver fracasado su retorcido propósito, se “indignaron” y uno de ellos, ofendido, demandó por “daño moral” a quien los descubrió e impidió el robo de los recursos públicos. Como si esos pillos conocieran la moral.

El otro hampón, solicitó mediante tres Amparos la protección de la justicia federal y los tres le fueron negados, pues pretendía se declarara nulo el juicio político que el Congreso del Estado ha emprendido en su contra.

Juan Carlos Campos intentaba con dichos Amparos al menos ganar tiempo y desvanecer algunas observaciones, pero sólo iba a lograr hacer más larga y tortuosa su agonía jurídica. Pues –insisto- el juicio político es el menos grave de los recursos legales que tendrá que afrontar. En este caso lo peor que le puede pasar, es que se le inhabilite para ocupar cargos públicos y regrese parte de los dineros que haya “distraído”. Graves serán los resultados de las auditorías practicadas por la Contraloría Estatal, la ASM, ASF, SHCP, indagatorias de la PGR y las denuncias que por peculado y enriquecimiento ilícito se le presentaron, pero que sus aun aliados en la Procuraduría General de Justicia de Michoacán mantienen en suspenso o tal vez ya negociaron con él brindarle mayor protección e impunidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: