Claves para superar tus miedos e inseguridades

Por: Marina Vilchis Herrera.

Hay un tema recurrente y habitual en la población, que origina mucha demanda en las terapias psicológicas: es el miedo ¿Qué es el miedo y cómo afrontarlo?

 Esta es una pregunta que se ha hecho el ser humano desde la antigüedad, ya que es inherente a la existencia humana y desde entonces se hace la distinción entre miedo y ansiedad. 

La psicóloga Jessica Velázquez, explica que se considera la ansiedad como el miedo sin objeto. El miedo por su parte viene de un peligro real que genera una situación concreta.

Llamamos miedo a la respuesta que desencadenamos los mamíferos, entre los que nos encontramos, cuando nos vemos amenazados por un peligro externo, real. Ante esta amenaza externa y real nuestro cuerpo responde para intentar salvarnos la vida, lo que se conoce como la respuesta biológica de supervivencia o respuesta de miedo. 

Es una respuesta que hemos ido modelando y perfeccionando a lo largo de la evolución y que sirvió para salvar la vida a nuestros antepasados, cuando existían muchos peligros y amenazas en nuestro entorno.

Por este motivo, enfrentarse a los miedos o saber cómo perder el miedo ante algunas situaciones, puede parecer muy difícil. La realidad, es que cada vez que salen los miedos estamos afrontando una de las partes más instintivas de nuestro cerebro. Es por este motivo que cuesta tanto superar los miedos irracionales o reales.

Las técnicas de psicoterapia se basan en afrontar el peligro o amenaza imaginada. Ante el peligro real, lo que podemos hacer es luchar contra él, o huir, pero ante el peligro imaginado, como no existe, no podemos luchar o huir, lo que podemos hacer es afrontarlo. Las situaciones temidas conviene afrontarlas y no evitarlas, evitar genera siempre problemas y estos se resuelven afrontando. Este afrontamiento puede ser a nivel real o a nivel imaginario.

Aprende a aceptar tus miedos: No resolverás tus problemas si no puedes abrazar tus miedos y aceptarlos por lo que son. Pase lo que pase, son parte de ti y reconocerlos será la mejor manera para poder superarlos. Para dejar de tener miedo, aceptar aquello que nos limita, es el primer paso que debemos tomar. 

Aprende técnicas de relajación: La manera fundamental de afrontar la ansiedad o cualquier miedo es aprendiendo y practicando una técnica de relajación. En nuestras formas de vida actuales, sobre todo en las grandes ciudades, vamos acumulando en el cuerpo altas cuotas de ansiedad. Con la práctica de la relajación conseguimos reducir esta ansiedad que se acumula en el cuerpo, además de ser una forma genial de poder afrontar nuestros miedos. Un entrenamiento en relajación sería una forma de prevenir esta acumulación de la ansiedad o miedo, al impedir que se active el sistema nervioso simpático.

Técnica de desensibilización sistemática: Podemos hacer un trabajo con la ansiedad o los miedos partiendo del estado de relajación. Nos instalamos en este estado e imaginamos las situaciones temidas. En esto consiste la técnica de la Desensibilización Sistemática, que es la técnica de psicoterapia más antigua a nivel occidental moderna. 

Esta consiste en ir afrontando en imaginación las situaciones temidas progresivamente, hasta que dejamos de tener ansiedad o miedo. También puedo imaginarme las situaciones temidas sin estar en estado de relajación, simplemente imaginarme como me desenvuelvo en esas situaciones, en la forma en la que me gustaría hacerlo, de forma tranquila, serena. Supongamos que tenemos que ir mañana a una entrevista de trabajo, imagino como afronto la entrevista de forma tranquila.

Exposición al miedo: Otra técnica para afrontar el miedo o la ansiedad es la exposición en vivo, que consiste en hacer ensayos reales, en la realidad, y no ya sólo en imaginación. Siguiendo el mismo ejemplo de la entrevista de trabajo, después de exponerme en imaginación a la situación temida, en estado de relajación o sin él, voy a la entrevista de forma real.

Actúa en lugar de paralizarte: La única manera de poder llegar a vencer los miedos que tenemos, es precisamente afrontar el miedo de cara. De esta forma, debemos dejar de paralizarnos ante este e intentar actuar delante de él. Una manera de conseguir superar miedos es recordar aquellos momentos en los que pudimos vencerlos, a pesar de todo el temor que nos generaba.

Cuestiona el miedo: En muchas ocasiones, y sobretodo actualmente, el miedo acostumbra a venir de un hecho completamente irracional. De esta forma, una manera de controlar el miedo, es precisamente viendo de donde provienen estos sentimientos de temor. El hecho de que tengas miedo a una situación no significa que no puedas hacer nada al respecto.

Motívate a través del diálogo interno: Superar un miedo es difícil. Es por esto, que debes encontrar algún método con el que puedas motivarte a combatir el miedo que tienes. La técnica del diálogo interno positivo puede ser ideal para conseguir cambiar los pensamientos negativos por positivos. En el momento que tengas esta automotivación, seguro que será mucho más fácil afrontar los miedos.

Visualízate superando los miedos: Una de las opciones más efectivas para perder el miedo, es visualizar que eres capaz de afrontarlo. De esta forma puedes llegar a cambiar la perspectiva de una situación y ver otro punto de vista con el que puedas controlar el miedo.

Toma conciencia: En todos los tipos de miedos una de las partes que más influye a desarrollarlos son precisamente los pensamientos. De esta forma, en la gran mayoría de casos, si se toma conciencia de lo que sucede en nuestro interior se puede llegar a superar el miedo.

Practica la atención plena: La atención plena es una técnica que te permite estar en el aquí y en al ahora. Tanto es así, que practicarla puede llegar a ser un buen método para combatir el miedo que surge en ti. Para poder tener esta capacidad, puedes hacer ejercicios de meditación.

Descubre la raíz de tus miedos: Para poder controlar el miedo es esencial que sepas el por qué sientes estos temores. De esta forma, cada vez que te de un ataque de pánico o que te veas conquistado por el miedo, debes intentar analizar  de dónde proviene. Es así como podrás descubrir cuál es la causa de los miedos que te persiguen y podrás solucionarlo, ya sea con tus propias herramientas como poniéndote en las manos de un psicólogo profesional.

Aprende a escuchar lo que estás pensando: Para aprender a vivir sin miedo es importante saber analizar nuestros pensamientos internos, escucharlos realmente y cambiar tu lenguaje interno para que sea más positivo. A medida que aprendas a desafiar tus pensamientos negativos y reemplazarlos con otros de más saludables, verás que podrás superar tus miedos e inseguridades. 

Distrae tus pensamientos con algo positivo: Si bien distraerte no te servirá de nada, cuando tienes analizados tus miedos cotidianos, puede ser de utilidad. Cualquier cosa para dejar de pensar en lo que has estado temiendo puede ser útil para recargar fuerzas y afrontar el miedo que tanto te paraliza. 

La solución siempre está en afrontar, sea de una forma u otra, en la imaginación o de forma real y nunca en evitar, que es lo que nos pedirá el cuerpo de forma natural ante el miedo. Afrontando es como se solucionan los miedos y se disfruta plenamente de todas las facetas de nuestra vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: