Falleció “El Pájaro”, Comandante de Bomberos

Zitácuaro, Mich. Comandante Miguel Pérez: ¡presente! Comandante Miguel Pérez: ¡presente!

Toque de silencio y salvas de honor fueron realizadas por elementos de la Dirección de Seguridad Pública. Así fue el último adiós a Miguel Pérez Martínez, mejor conocido como “El Pájaro” o “Pérez y Pérez”, quien fundo hace 30 años el H Cuerpo de Bomberos, luego de perder a su padre en un incendio.

El fallecimiento del Comandante del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Zitácuaro se produjo a las 15:00 horas, del pasado sábado 18 de junio del 2016. Falleció dentro de su camper, en las instalaciones de su taller mecánico y base de los Bomberos.

El Comandante, como le decían sus discípulos, o “El Pájaro”, como le apodaron sus amigos, era uno de los últimos sobrevivientes de lo que es un verdadero servidor público: trabajar por nada, en beneficio de los ciudadanos, aún a costa de la propia vida.

“El Pájaro” murió a los 79 años, a causa del daño que sus pulmones recibieron por tanto inhalar bióxido de carbono y otros gases venenosos en sus cientos de batallas contra el fuego, su gran enemigo. Así, Miguel Pérez pagó la promesa que le hizo a su padre, quien murió en un incendio, sin que nadie lo pudiera rescatar, ya que Zitácuaro no contaba con un cuerpo de Bomberos. Fueron 30 años de labor ininterrumpida.

Su cuerpo fue velado en la estación del Cuerpo de Bomberos que se encuentra sobre la Avenida Revolución, cientos de personas de diferentes puntos de la ciudad lo acompañaron: Taxistas, comerciantes, representantes de los diferentes sectores, ciudadanos, hombres, jóvenes, mujeres y niños, se hicieron presentes para orar por su eterno descanso.

El domingo, luego de una misa de cuerpo presente, celebrada en la parroquia de San Juan Bautista, el cuerpo de Don Miguel fue trasladado arriba de “su camión” de Bomberos, para luego recorrer las principales calles de la ciudad, donde vecinos de Zitácuaro salían a despedir al querido comandante. El cortejo fúnebre estuvo siempre acompañado por el sonido de las sirenas de las diferentes unidades de bomberos y de otras corporaciones de auxilio.

Durante un mensaje, Luis Pérez Martínez, hijo de “Don Migue”, agradeció el apoyo que siempre demostró la sociedad, no sólo para su papá, sino para la corporación, y reiteró el compromiso que su padre siempre tenía, el de servir a los ciudadanos de Zitácuaro y sus alrededores. Agregó que en los últimos días de vida de su papá, éste añoraba la adquisición de una nueva ambulancia, con tecnología moderna, sueño que ya no alcanzó a ver, pero que ellos buscarán las condiciones para lograrlo. «Bomberos no muere, está más vivo que nunca», finalizó.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: