Política en lo oscurito

¿Y la Cheyenne apá?

Don Cedano, está tomándose un tecito, eso de los cafés ya no le caen mucho, el estómago se le irrita, después el colon… que no sabe aún qué sea eso, solo sabe que es algo de las tripas… el corazón se le acelera y siente que no duerme, así que mejor, calienta agua, le coloca alguna planta y listo. Este día Don Cedano, apoltronado en su enorme poltrona, cavila, frunce el entrecejo y asiente. Hay algo que no entiende, pero que permite suceda.

Decían los clásicos de la administración en turno, que se ha acabado la corrupción, empezando por la cabeza. Don Cedano lo duda, pero le deja eso a la historia, para no meterse en berenjenales que no necesita.

 Decía también el clásico, que ya saben quién es, que ya no es como antes, que ahora se es honesto, y desde luego, los adláteres se lo creen, en su casa se lo creen y alguno que otro despistado también. Desde luego dirán que aquellos que no cumplan con esos requisitos son culpables de su propia desgracia y su falta de compromiso, y de esos hay muchos, incluyendo al que ostenta la égida; ya ven que, contraponiendo al lenguaje que no se liga al pensamiento colectivo, integró un par de adversarios, declarados conservadores, a su gabinete. En contra de todo pronóstico y en contra de todo discurso violento y juzgador.

 Sus faneses, indignados, se rompen las vestiduras, y los vuelven a remendar en un acto de congruencia, pues abajo tienen las mismas que los recién integrados, no sé si quiera maestros del engaño y de la simulación, al parecer el equipo está lleno de esos, o será que estos traen otra herramienta de la cual quieren sacar raja, digo, integra a uno de la antigua mafia del poder o sea a Toño Echevarría, recién salido del compromiso de ser gobernador de Nayarit, debió de hacer muy buen trabajo, tanto que sea considerado para afianzar al cuatroté en el país, y la afianza no solo en el interior.

 También manda al no menos ponderado Quirino Ordaz, a proteger las fronteras del exterior, a una patria a la que odiamos por habernos destruido como país… si es que consideramos que Tenochtitlán lo era… bueno, quizá necesita consejos de los que saben cómo hacer las cosas, ¡Vaya usted a saber!, porqué contrata a quienes odia, ¿Será un matrimonio tradicional?, ¿Dónde la mujer no deja al marido por los niños? Sí, eso debe ser.

 Lo que no debe ser, es que se sigan manifestando los violentos matando a diestra y siniestra, han destruido ahora a Zacatecas… no sé si trabajen por turnos, pero así van… empezaron en Tijuana, después Tamaulipas, después Sonora, después Sinaloa, Chihuahua, Durango, Nayarit, Jalisco, Michoacán, Guerrero, Oaxaca, por el lado del Pacífico. Por el otro lado, en el Golfo, bajaron de Tamaulipas a Veracruz, Puebla, Tabasco y ahora se acomodan en el centro, Guanajuato, Aguascalientes y Zacatecas, el Estado de México, Morelos y la Ciudad de México son el caleidoscopio, allí casi no para, unos van, otros vienen.

 Allí sí me gustaría una política de pacificación, donde los abrazos se los fueran a dar en la cárcel. Si se puede que sea entre los malosos y las autoridades corruptas… no deberían tener problemas de comunicación, hablan el mismo lenguaje, quizá se les haya pegado el argot tabajqueño y no se entiendan, quizá así habría paz, como la hay en… ¿En…?, ¡Chin!, no hay muchos lugares donde la haya, México es un mapa de violencia en rojo en el 90% del territorio, se salva Yucatán, y Campeche, y… nada más.

 Qué feo caso el nuestro, no encuentro un estado que no tengo brotes violentos, como sí brotó una empresa llamada Gas Bienestar. Algo que se hizo gas muy rápido, no ha tenido el resultado prometido, como todas las promesas de gobierno pues. Por eso ya no hacemos tanto ruido, como lo hace nuestro ilustre mandamás, queriendo imponer con lo que diga su dedito, ya saben, al viejo estilo priista, con eso de dejar pelear a sus alfiles más queridos y más mediáticos, Gatoel y Ebrard.

 Mientras, para echarle sal a la herida, señala a Sheinbaum como la “buenas”. Digo, si las vacunas es el tema, por qué no lo arreglan en corto, o en lo oscurito, total Ebrard sabe de esas cosas, ha pasado por casi todos los partidos, al igual que su jefe, se educó en el Prit, en el Centro democrático, bailó con el Verde, que no es verde, anduvo en el Movimiento progresista, en el Movimiento Ciudadano, en el Perderé y finalmente, ungido canciller de la Prieta. Es larga la carrera, productiva, igualito a su jefe, muy productiva, han vivido muchos años sin trabajar, y a los simples mortales nos traen en friega loca, chambeando para que ellos vivan felices.

 Se peleen nuestros recursos entre ellos, sintiéndose dueños y mofándose de que pueden hacer lo que quieran con el dinero de los impuestos, como ir con mujeres galantes… pero hacer el bien u obras que beneficien al pueblo; no, eso no, eso trae muchos problemas, están muy auditados, muy revisados y no se puede robar a gusto, pero los moches, esos que no son facturados, ni auditados, para conseguir favores, esos si dejan. Por eso es tan peleado el hueso, por eso se alían hasta con el diablo, que en este mundo es la delincuencia organizada y la oficial, bueno, ya no se distinguen mucho.

 Y menos sabemos cuál depende de cual, porqué hasta en las dependencias se organizan para tener personas sin trabajar, gracias al pago de favores o prebendas.    No se diga los sindicalizados, que no mueven un dedo para ejercer la labor por la cual reciben un salario, y hacen paros en cuanto se les deja de dar recursos. Los cuales al estado de Michoacán les sobran, pero a los maestros del estado les faltan, ¿Dónde quedaron? No sabemos, pero hasta la fecha no les habían pagado tres quincenas vencidas y andan desesperados, ya ningún plantón, ni toma, ni cierre de vialidades le mueve la conciencia al gobierno saliente, al menos que ya le esté dejando ese trompo al entrante.

 Que no sabemos aún si será o no será Bedolla, que ganó de chiripa, ya saben aupado en el nombre de los programas insignia del prejidente, pero que no tienen personalidad política, espero que ya se lo hayan dicho y que su discurso sea más enfocado en servir a la gente del estado, más que al gobierno federal, al cual se desvivía en elogios en campaña.

Pero esa es otra historia, que todavía debe ser contada, en su momento sabremos con quien tratamos, mientras llega ese momento estamos presa de la carencia, un estado sin recursos. No sabemos si no las tenía o se acabaron por alguna extraña razón. Lo cierto, es que estamos en un cambio muy complicado, pero ya nos la sabemos, los entrantes dirán que encontraron un cochinero, el discurso de San Péjele ha permeado en todas las conciencias, así lo declaró Yankel Benítez, diciendo que los de La Prieta le dejaron un cochinero, así lo están diciendo algunos diputados de Morena que son cuestionados sobre las condiciones en que reciben el estado, y no mienten, el estado no está en condiciones boyantes, ya quisiéramos ser el primer lugar en producción de algo más que aguacate, migrantes y carteles de la droga.

 Sabemos que hay mucha riqueza que podemos exportar, como carnitas, corundas, huchepos, quesos, chorizos, morisqueta, churipo, cazos de cobre, esferas, figuritas de zacate, chongos, guitarras, laca, charanda, berries o mango, pero no, solo nos dedicamos a ser proveedores de materia prima, con bajos costos de recuperación, y no exportadores de productos terminados, que es lo que deja riqueza, vean a Japón, una pequeña isla que produce tecnología e importa prácticamente todos los alimentos, algo deben estar haciendo bien, que nosotros no podemos, ni como estado, ni como país.

 Los recursos se van más en programas sociales y cochupos que en empresas que generen riqueza a sus empleados y al gobierno en turno eso no le preocupa, ni le interesa, los programas que funcionaban bien fueron desmantelados, como el Fonden, que no ha podido ser liberado, ya ven que el país ha sufrido una merma en infraestructura enorme, puentes caídos, caminos destruidos, edificios dañados, viviendas demolidas, automóviles anegados y muertes por el efecto de las lluvias, y el gobierno no reacciona, sigue en su nube, buscando como eternizarse en el poder, echando a pelear a sus alfiles, mientras la población sigue sufriendo.

 Este año, que parecía de sequía, nos fue generoso en agua, ya hasta la Minzita de Morelia tuvo que abrir compuertas, tenía más de treinta años batallando para llegar a su nivel, vamos a esperar a que el Lago de Pátzcuaro se recupere, el de Cuitzeo apenas alcanzó un espejo de agua de veinte centímetros, nos queda Septiembre y Octubre, esperemos lo llenen, y que los políticos también, se llenen antes y dejen algo, es un deseo de Don Cedano… ¿Y la Cheyenne apá?…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *