Política en lo oscurito


Autor: Don filosofo de Cedano

No somoj igualej
Don Cedano estaba pensando en la inmortalidad del cangrejo, cuando leyó la
noticia de la inauguración del AIFA ¿Ya lo había dicho antes? ¡Chin! Esa
memoria que no ayuda. Dirán algunos que son los años, y tendrán razón, para
algunos los años son pérdida de memoria, para otros es acumulación de
memoria, porqué conforme pasan los años, la memoria se acumula, se
acumulan las experiencias y uno no sabe qué hacer con ellas. Don Cedano al
menos las escribe, de esa manera la va liberando de espacio para meter otros
recuerdos, de esa manera, la memoria de Don Cedano queda en sus escritos y
en sus vivencias diarias puede almacenar algo más.
Hace unos días pues, se inauguró el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles,
y quisiéramos que fuese noticia de relevancia internacional, pero no lo fue,
porqué no cumple con las necesidades de un aeropuerto como del que
hablan… ya ven que a nuestros gobernantes no se les da eso de la diarrea
verbal y a nuestro presidente menos, ja, ja, ja… bueno, nada más decía. Lo
peor de todo, es que tiene muchos aplaudidores, como en los viejos tiempos
del Priato, que nos quejábamos, los que lo hacíamos, de que tenía a la prensa
comprada, o amenazada, de esa manera todos los “logros” de su gobierno eran
alabados.
Don Cedano no se cansará de decirle a todos los aplaudidores que los logros
malos o buenos del gobierno lo hacen a base del robo en despoblado, o sea en
base a impuestos, que no queremos pagar porqué no hay justicia, ni equidad
en la recaudación, señalan que se les quita más a los ricos para darle a los
pobres, con eso romantizan la pobreza, y pareciera que ser pobre en este
gobierno es un premio, del cual debemos ser partícipes, bajando nuestro nivel
de ingresos.
Yo les diría a todos los aplaudidores que se echen un pleito pequeño, aunque
sea con hacienda, para que vean que ser “rico” no es buen negocio. Dije rico
entre comillas, porqué los que mantienen al país, el 95% de los que pagan

impuestos ni siquiera se les puede llamar ricos, son la llamada “clase media”,
donde están la inmensa mayoría de cautivos del fisco, que quieren hacer las
cosas bien y por la derecha, que aportan más del 35% de su trabajo para que el
país crezca y no le sienta nada bien que ese dinero se use para que se cuelguen
la medalla los gobernantes, estos parecen que viven en otro país, en otra
dimensión, en otra realidad.
¿No tendrán idea de que lo que está en juego es el producto de nuestro
trabajo? ¿No se darán cuenta que el dinero que roban o invierten, que cobran,
que reparten, que despilfarran, que regalan, que utilizan en obras es producto
de la imposición nada justa llamada recaudación? Digo nada justa, porqué la
Constitución señala que todos debemos aportar acorde a nuestros ingresos, los
del gobierno no aportan en la misma cantidad que los privados, los grandes
consorcios no aportan en la misma cantidad que los más pequeños, los pobres
no aportan acorde a sus ingresos, a ellos se les aporta.
Decimos en la misma cantidad, refiriéndonos a la proporcionalidad, los que
trabajan en el gobierno, porqué se creen de otra dimensión o clase, los grandes
consocios, porque evaden en contubernio con el mismo gobierno, o tienen
abogados listillos que saben nadar en aguas turbias y los pobres porqué no
generan más allá del nivel de subsistencia, así que la carga está en la mitad de
la pirámide económica, la más golpeada, prácticamente el 50% de lo que
genera se va en pagar impuestos, derechos, prebendas, dadivas o moches, son
los más castigados, y más que están bien identificados, bien localizados y bien
fiscalizado. Si un día no pagan algún impuesto, serán condenados al cadalso,
cual vil delincuente.
La evasión fiscal es más penada que el asesinato, que ya saben está de moda,
de novedad y subiendo de nivel, si no, pregúntenle a Bedolla que tal le fue en
la capital del estado la semana pasada, que en un solo día le mataron 11
personas. Bueno, no se sientan, no le mataron a él, no vaya a ser que los
aplaudidores se sientan ofendidos, y digan “no es propio del estado”, “no los
mató el estado, el estado no asesina”, “Bedolla no mató a ninguno”, y tendrán
su lógica, pero los elegimos para dar seguridad, cosa que no se ha podido dar,
ya cualquier grupo puede cerrar ciudades completas, como pasó en Pátzcuaro
también la semana pasada, como pasó en la Huacana, cómo pasó en Taretan,
como pasó en Nuevo Urecho, como pasó en Cherán, como pasó en…
Bueno, como está pasando en todo el estado, desde hace algunos años, hasta
nos quemaron autos y gasolineras, eso vemos que no ha cambiado mucho, a
pesar de que tienen estos gobiernos de la Prieta un eslogan pegador que dice
“no somos iguales”. Los que sabemos y hemos vivido varios lustros en

distintos tipos de gobiernos, sabemos que no, que no son iguales, que existe
una marcada diferencia, ahora son más aplaudidores, más resentidos, más
lenguaraces y menos eficientes. Ya no son iguales, porqué ahora no se llaman
Prit o Bolillo o Perderé, ahora se llama la Prieta, aunque sean los mismos
personajes, no son iguales, porqué anteriormente hacían obras de relumbrón,
pero no las hacían de seguridad nacional, sino, la refinería de Tula se hubiese
construido, pero respetaron a la oposición.
No son iguales, porqué a pesar de ser “corruptos” según la lengua de los altos
mandos de la Prieta, sin demostrar desde luego, y sin castigar “of course”,
hacían obras pensando en un México que nos alcanzó, para la modernidad que
requiere un país como México, una modernidad que necesita el país ante los
demás países, no una modernidad que requiere el pueblo bueno y sabio, solo
porqué le dijeron que era moderno.
El aeropuerto nuevo, nuevecito, va a servir, ¿Para qué? Aun no lo sabemos,
quizá sea la descentralización de la carga, quizá sea un aeropuerto regional,
para aquellos que viven en las periferias, o quizá solo sea para enaltecer el ego
ya elevado de nuestro presidente, que según él, no son iguales a los gobiernos
anteriores, al menos aquí demostró que si tienen muchas cosas que los igualan,
quizá por qué de allá viene, y es que inauguró un aeropuerto inconcluso, solo
para dar el fachadazo, para decir que es un hombre de palabra y cumple, se
parece a los viejos slogans del Prit, que prometían construir un puente donde
no había río, y si se lo refutaban, les prometía el río, así de incongruentes son.
Ahora, ya está inaugurado, ya tienen aeropuerto, ya cumplió su palabra, los
usuarios que se las arreglen como puedan, que lleguen como puedan, que
gasten lo que tengan, total, si tantas ganas de volar tienen, deben de ser ricos,
los pobres apenas tienen para unas tlayudas en la sala de espera del aeropuerto
y su kit de consolación Boing y torta al salir del evento, en eso no son iguales
creo, los del Prit ponían Frutsi de grosella, ja, ja, ja, ¡Vaya, que no somos
iguales!
Abemos los que aportamos y ellos los que recogen las aportaciones, unas en
sobres amarillos, otra vía impuestos, otros vía hermanos incómodos, otras
mediante programas sociales. No somos iguales, unos no aportan por qué
evaden, otros por qué son protegidos por el gobierno, mientras que los que
aportan, aparte de ser esquilmados, son los perseguidos por aquellos a quienes
mantiene ¡Que dilema! Pero no son iguales, y menos en asesinatos durante su
sexenio, creo que, si contamos bien los muertitos, San Péjele tiene más en su
libro de haber que Calderón y Peña juntos, y en tres años, eso sí es ser distinto.

Y lo peor de este gobierno de cuarta, es que ni a Silvano, con todo y su fama
de malvado tuvo tantos muertos como Bedolla en un día, y solo en Morelia,
súmenle los de Zamora, los de Jacona, los de Zitácuaro, súmenle que en lo que
lleva de gobierno le han matado más periodistas que en los sexenios pasados,
súmenle que en este sexenio ya le mataron presidentes municipales en
funciones, algo que Don Cedano les dejó claro, que la violencia hacia los
políticos apenas empezaba y eso que era apenas el año 2017, y el indicador
cambió solo para demostrar que Don Cedano tenía razón, que seguirían con
las muertes de funcionarios en funciones, irían perdiendo la pena, primero
serían exalcaldes, exdiputados, exsenadores, exgobernadores, después
seguirían alcaldes en funciones, después diputados en funciones, después
senadores en funciones, después gobernadores en funciones.
Los delincuentes ya no tienen pena, y ¿Saben por qué? Porqué están
relacionados con el gobierno, tanto que prácticamente están siendo el mismo
grupo de poder, no olvidemos el michoanazo, nuestros funcionarios yendo a
cuadrarse con el otro poder, platicando de cuates con la Tuta. Ahorita no
sabemos con quién, tarde o temprano sabremos. Lo que sí sabemos, es que el
gobierno se está separando mucho de la gente, ya no son iguales a los de
antes, son los mismos, y todavía peor, están mejorando lo que los otros hacían
en detrimento del pueblo, que se siente desprotegido y nada seguro con las
autoridades, Don Cedano espera que esto cambie y para bien, y más bien para
los del gobierno, que les anda cerca el mal, si no es que está allí mismo,
sentado en su mesa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: