Solo el 20% de los choferes utilizan las direccionales

Solo el 20% de los choferes utilizan las direccionales

Por: Marina Vilchis Herrera.

El uso de las direccionales no es opcional, es obligatorio. Por eso debemos utilizarlas de manera correcta y oportuna. La persona que va detrás de ti no sabe a dónde vas.

A diario ocurren cientos de accidentes de tránsito y gran parte de las veces es porque las personas no están utilizando las luces direccionales. Está en nuestras manos bajar el porcentaje y evitar muchos accidentes con sólo subir o bajar una palanca.

Solo un 20% de los choferes utilizan las direccionales. En entrevista con Juan Carlos Figueroa Hernández, informa que en Zitácuaro la educación vial esta reprobada, tanto por los conductores, así como por los peatones. Nadie respeta los señalamientos.

Refresquemos la memoria y recordemos qué son las luces direccionales y para qué sirven.

Las luces direccionales son aquellos mecanismos luminosos intermitentes, dispuestos en la parte delantera y trasera del vehículo, que sirven para indicar a los demás conductores de la vía el cambio de dirección en nuestro camino. Estas se activan mediante una palanca dispuesta en la parte izquierda superior del volante. Subiendo la palanca se indica la inminencia de un giro a la derecha y bajándola, un giro a la izquierda.

¿Cómo usarlas correctamente?

Girar un vehículo y cambiar de carril (sobre todo en vías rápidas) no son maniobras que deban tomarse a la ligera. Por eso:

Antes de realizar un giro o cambio de carril, reduce la velocidad.

Indica la dirección correcta: Si vas a la derecha, marca el giro a la derecha, y viceversa.

Una vez realizado el giro, apaga la direccional.

Recuerda que el solo hecho de prender las direccionales no asegura un giro seguro. Primero observa por el retrovisor si tienes la vía libre para hacerlo, revisa el punto ciego y realízalo con precaución.

También es importante observar el paso peatonal por donde se va a realizar el giro.

Al momento de rebasar por carretera, utiliza las direccionales antes y después. Esto indica a los demás conductores la maniobra que vas realizando.

Así circules por una vía aparentemente solitaria, pon las direccionales. Aprende a utilizarlas como un acto natural, necesario y vital de la conducción.

Revisa constantemente que las luces direccionales funcionen correctamente, en caso de avería, cámbialas inmediatamente. Recuerda que es por tu seguridad.

Recuerda que un conductor preventivo “lee” lo que está pasando en la vía y se anticipa  a los movimientos y maniobras  de los demás. Esto evita una colisión o accidente por causa de otro conductor que olvidó cómo usar las direccionales correctamente.

Figueroa Hernández explica que el cinturón de seguridad lo utilizan 60% de la población y que no lo utilizan un 40%. También señala que las combis no cuentan con sistemas de seguridad; sin embargo, los taxis si y pueden observar que quizás algún chofer traiga el cinturón, pero los pasajeros ninguno usa el cinturón de seguridad.

Así mismo señala que debemos atravesar las vialidades en las esquinas, porque el peatón no  utiliza  su cruce en las esquinas y así suceden muchos accidentes. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *