Cobaem atorado entre fraudes y problemáticas laborales


Por: Esteban Patricio M.
La institución michoacana que ha dado decenas de miles de graduados, ahora tiene una
cuenta de decenas de millones que le han desfalcado, mientras trabajadores tienen rencillas
entre ellos. El problema que ahora tiene a sus docentes con el agua hasta el cuello se veía
venir.
A escasos meses de cumplir sus cuatro décadas como institución, el Colegio de Bachilleres
ha dado más de 134 mil egresados de sus aulas, pero un desfalco en los últimos años le ha
llevado a una fuerte crisis, aunque los trabajadores estaban enfrascados en acusarse entre
sí.
EL ORIGEN DEL COLEGIO DE BACHILLERES
En 1975 el gobierno mexicao había establecido que se debía extender la educación media
superior para todos los mexicanos, por lo que se iniciaron trabajos para crear instituciones
educativas de este nivel.
Asi fue cómo el 14 de septiembre de 1983, por la iniciativa y voluntad política del entonces
gobernador del Estado, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, autorizó la creación del Colegio
de Bachilleres del Estado de Michoacán, siendo los primeros planteles: Huetamo, Jacona y
Quiroga.
Meses después abrió otro plantel en Venustiano Carranza y con ello todos esos planteles
sumaron una matrícula de 613 alumnos distribuidos en 14 grupos, con una plantilla de
personal integrada por 65 maestros y 33 trabajadores administrativos, la primera generación
de 218, egresaron en el año de 1986.
Ahora, a 39 años, cuenta con 98 Planteles (modalidad escolarizada), 15 Grupos de
Extensión (modalidad escolarizada), 10 Unidades del Sistema de Enseñanza Abierta
(modalidad no escolarizada), un Centro de Educación Virtual.
Esto le permite tener presencia en 114 poblaciones pertenecientes a 81 municipios, de los
113 que componen el Estado, lo que significa atender una cobertura del 71.7 % de la
geografía michoacana.
Cada año egresan cerca de 8 mil 400 alumnos de esta institución y en total ha dado poco
más de 181 mil egresados.
LOS ANTECEDENTES DEL PROBLEMA
Desde el 2013 trabajadores del Sindicato de Trabajadores del Colegio de Bachilleres del
Estado de Michoacán (SITCBEM) revelaron, con documentos en mano, el abuso de poder y
actos de corrupción en los cuales salieron a flote los nombres de familiares directos del
entonces líder gremial, Gaspar Romero Campos, que a través de sus responsabilidades
como servidor público, “acomodó”.

Entre los beneficiados estuvieron hermanos, hermanas, primos, hijas, sobrinos, cuñadas, un
yerno, su esposa y hasta concubinas
Para septiembre de 2020 trabajadores del mismo sindicato señalaron que el gobierno,
encabezado por Silvano Aureoles, tenía adeudos por más de 300 millones de pesos para
todos los empleados del Colegio de Bachilleres.
En esa ocasión se manifestaron a las afueras de las oficinas de la Secretaría de Finanzas y
Administración (SFA), para exponer esas inconformidades.
EL PROBLEMA ENTRE TRABAJADORES
El 4 de enero de este año otra vez agremiados al SITCBEM dieron conferencia de prensa
para denunciar presuntas irregularidades al interior del Colegio de Bachilleres, pero al dia
siguiente el denominado Colectivo de Trabajadores del propio Cobaem, publicó un
desplegado desmarcándose de las aseveraciones que hizo el sindicato.
En ese documento expusieron que la actual directora del Cobaem, Tere Mora Covarrubias,
quien tomó el cargo en octubre de 2021, está erradicando la corrupción que por años se
construyó para privilegiar de manera ilegal a un grupo de compadres y amigos, con horas,
plazas y elevación de categorías.
Los trabajadores del colectivo dijeron que las acusaciones del sindicato son una posición de
chantaje político, en dónde intentan arrastrar a todos los trabajadores del Cobaem para
beneficiar únicamente a la cúpula del Comité Ejecutivo Estatal del SITCBEM.
13 días después, agremiados del SITCBEM marcharon en Morelia desde la Calzada la
Huerta al centro de la ciudad, para asegurar que hay “irregularidades, que se han registrado
durante los últimos dos meses” en el COBAEM, como el cese de cuatro trabajadores.
Advirtieron que harían protestas al interior del estado, con la toma de oficinas de rentas de
los municipios donde tengan presencia del Colegio de Bachilleres.
La directora Mora Covarrubias respondió con una denuncia por violencia de género, política
y laboral en contra del secretario general del SITCBEM.
EL DESVÍO DE RECURSOS
Esta semana se dio a conocer que se detectó un presunto desvío de alrededor de 127
millones de pesos que está afectando directamente al bolsillo de sus trabajadores
Esto se dio porque, durante la administración pasada, hubo retenciones directas al salario
de los más de 4 mil 300 trabajadores de este subsistema, relativas a las cuotas del ISSSTE,
el Fovissste, así como las retenciones del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR).

Sin embargo, estas no fueron reportadas ni aportadas, lo que ha provocado un daño a los
mismos trabajadores, a quienes se les sigue realizando los descuentos por esta
irregularidad detectada.
Las retenciones que se dieron por el SAR y Fovissste ascienden a los 53 millones 419 mil
pesos; mientras que por créditos hipotecarios la cifra asciende a 13 millones 936 mil pesos.
A ello se suman descuentos por cuotas y aportaciones al ISSSTE durante ese 2021, la
cantidad asciende a 60 millones 610 mil 750 pesos.
Por lo que los pendientes por cubrir ascienden a 127 millones 967 mil 033 pesos, tan solo
por lo relativo al año 2021.
Mientras tanto, los trabajadores tienen descuentos por esta irregularidad detectada y el
desfalco de millones está sin culpables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: