Covid, violencia y periodismo, la combinación mortal de Michoacán


Por: Esteban Patricio M.
Michoacán ya es el segundo estado con más periodistas asesinados en este año. Pero,
además, es de los estados que tuvo más exceso de muertes en 2021, de las cuales dos mil
700 fueron producto de la violencia, y más de 13 mil por COVID.
LA OSCURA MARCA DE MICHOACÁN EN EL PERIODISMO
De los ocho asesinatos de periodistas que se han cometido en lo que va de 2022 en
México, dos se cometieron en Michoacán.
El homicidio de Armando Linares López ha encendido de nuevo las alarmas, no solo en
Michoacán, sino en todo el país. Pues los homicidios de periodistas se han mostrado como
un reflejo de la prevalencia de la violencia, que ha rebasado las capacidades institucionales
y ahora es usada para silenciar.
La muerte, en un ataque con arma de fuego, de Armando, el pasado 15 de marzo, se suma
a la de otras siete personas.
El 10 de enero fue José Luis Gamboa Arenas, quien fue atacado a puñaladas en un
presunto asalto dentro del fraccionamiento Floresta, en Veracruz. Luego, el 17 de enero, fue
asesinado a disparos afuera de su casa el fotoperiodista tijuanenese Margarito Esquivel
Martínez.
Para el 23 de enero, también en Tijuana, asesinaron a la periodista Lourdes Maldonado,
atacada a tiros al momento en que llegaba a su domicilio en el fraccionamiento Santa Fe.
El 31 de enero fue asesinado Roberto Toledo, colaborador del portal Monitor Michoacán,
cuando fue sorprendido afuera de un despacho jurídico donde también laboraba.
Para el 10 de febrero el director del portal Noticias Web, Heber López, fue asesinado al
momento de llegar a una vivienda en el Barrio El Espinal, perteneciente a Salina Cruz,
Oaxaca.
El 24 de febrero fue asesinado en Sonora Jorge Camero Zazueta, quien se desempeñaba
como director del portal El Informativo, al recibir por lo menos tres disparos de arma de
fuego.
Juan Carlos Muñiz, fue el siguiente, fue asesinado el 4 de marzo dentro del fraccionamiento
Los Olivos, en Fresnillo, Zacatecas.
Finalmente, el más reciente fue Armando, quien era socio del Monitor Michoacán, y tras el
asesinato de Roberto Toledo denunció que las amenazas en contra del medio fueron en
aumento, apenas habian pasado seis ssemanas del asesinato de su colega y compañero en
ese portal.

Solo en Baja California se han cometido más asesinatos de periodistas que en Michoacán,
con tres asesinatos.
EXCESO DE MUERTES
Las estadísticas de los últimos años apuntaban a que en Michoacán iban a morir 57 mil 374
personas por diversas causas, aunque era una estadística basada en años sin COVID y en
panoramas de menos violencia.
Pero la realidad fue muy distinta, pues en 2021 se registró la muerte de 79 mil 459
michoacanos.
Esto quiere decir que hubo 22 mil 85 muertes más de las que se esperaban para el año
2021, lo que significa que hubo 38.5% más muertes de las esperadas en el año pasado.
Con ese porcentaje, Michoacán se ubica en el sitio 15 de los que tienen más exceso de
muertes, entre los 32 estados de la república.
Esto se reveló en una reciente actualización a las estadísticas de exceso de mortalidad, que
generó la Secretaría de Salud del Gobierno de México.
COVID CAUSÓ MÁS DE LA MITAD DEL EXCESO DE MUERTES
De esas 22 mil 85 muertes más de lo previsto en Michoacán, un total de 13 mil 19 se
determinó que fueron causadas por la COVID 19.
Esta cantidad de muertes representa el 58.9% del exceso de muertes que se registraron en
la entidad, por lo que casi 59 de cada 100 muertes de ese exceso de mortalidad, fueron
causadas por esta nueva enfermedad.
Michoacán quedó en el sitio 24 de los estados con más muertes excedentes que fueron
causadas por la COVID.
LA VIOLENCIA QUE MARCÓ GRAN DIFERENCIA
En 2021 hubo nueve mil 66 muertes no esperadas que no fueron causadas por la COVID,
sino por otros factores, entre ellos los asesinatos en la entidad.
Los datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública revelaron
que durante 2021 se asesinó a 2 mil 732 personas en Michoacán, cifra que lo colocó como
tercer estado con mayor número de homicidios dolosos en todo el país, solo superado por
Guanajuato y Baja California.
Zamora y Morelia ocuparon el quinto y el séptimo puesto, respectivamente, en el listado de
los 50 municipios con más incidencia.

Al respecto, Zamora presentó un incremento en la tasa de dichos crímenes, en el periodo
de agosto a diciembre del 202, con 188 homicidios dolosos, en comparación con el 2020,
año en que hubo 136.
Por su parte, Morelia registró una leve reducción de estos delitos en 2021 respecto al 2020,
ya que el año pasado hubo 159 homicidios dolosos y el anterior a este fueron 161.
La cantidad de asesinatos en todo el estado durante 2021 significa el 12.37% de las
muertes inesperadas que se registraron en Michoacán.
De esta manera el 71.27% del exceso de mortalidad de Michoacán fue causado por la
COVID y los asesinatos, dos cosas que lamentablemente se han convertido en parte de la
vida cotidiana de los michoacanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: