Las personas avaras o tacañas

Las personas avaras o tacañas
Por: Marina Vilchis Herrera.
Una persona tacaña, es aquella que valora en exceso el dinero o que es sumamente
apegada al mismo y tiene un interés en gastar lo menos posible, incluso hasta
renunciar a tener comodidades básicas. Es un rasgo de personalidad patológica muy
relacionado con el miedo, el catastrofismo y la necesidad de tener siempre el
control.
La psicoterapeuta y tanatologa Marlen Hernández Gracián nos explicó que Aristóteles
señalaba el punto medio como la virtud, y que razón tenía. Ningún extremo es bueno.
Es decir, no cabe duda de que entre un despilfarrador y un ahorrador este último nos
parece la persona más responsable.

Recalcó que cuando el afán por el ahorro conlleva un dolor interno por el gasto y una
dificultad para relacionarte con los demás de una manera sana, existe un gran freno
de crecimiento personal y social.

Una persona avara vive encerrada en una cárcel emocional, que le bloquea y no le
permite moderar en que debe gastar y en qué no, pues cualquier desembolso le
parecerá innecesario. Utilizan el control y el miedo a su vez, que son dos de los
factores que trazan la personalidad de un tacaño.

Subrayó que, según la corriente psicoanalista, esta actitud patológica podría estar
relacionada con la etapa anal durante la infancia, en la que el pequeño comienza a
tener el control de su esfínter y retiene su materia fecal como reclamo de atención
hacia los padres. Esto se traduce en la adolescencia y la edad adulta en un
hipercontrol de aquello que tiene y puede manejar, como es el caso del dinero.

Si una persona ahorra dinero, pero dice que es porque no quiere malgastar, pues está
ahorrando para un fin determinado, es prácticamente inofensivo. Ser tacaño es una

actitud de aversión completa al gasto y tendencia al ahorro extremo. El tacaño acepta
su condición e incluso podría ver el problema en los demás, catalogándolos de
derrochadores.
Así mismo, cuando son casos extremos, como tacaño patológico o un derrochador
compulsivo, existe un problema, ya que no pueden disfrutar de la vida con total
normalidad, porque tiene por norma no gastar más de lo debido y el derrochador nunca
será suficiente todo lo que gaste, para quizá llenar vacíos emocionales que tenga.
Características tienen las personas tacañas
 Se aíslan
 No son generosas en muchos aspectos de su vida
 Pueden tener problemas de pareja
 Viven en el miedo y el control
 Algunos son avaros
 Tienen problemas en sus relaciones
Lidiar con una persona tacaña no es fácil. Pero podemos hacerlo con paciencia y
mantener la calma, hay que ayudar en la medida que se pueda, y hacerle ver que tiene
un posible problema y lo mejor es que se trate con un profesional de la salud mental.
Marlen Hernández Gracián Psicóloga
Previa cita: (715)13187-37.
Marlen.hdzg@gmail.com
C. Montezuma Ote. N°29
Col. Cuauhtémoc C.P61506.
Zitácuaro Michoacán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: