50 negocios sancionados por el Ayuntamiento

– 25 más obligados a cerrar.

*Ni alcalde ni presidencia son responsables del cierre de negocios, expresó director de ingresos.

H. Zitácuaro, Mich. – Durante la presente semana continúan cerrados de 25 a 30 negocios. Los cuales fueron obligados por el Ayuntamiento a suspender actividades, derivado de la emergencia de salud. Mientras que, algunos más les fue cancelada la licencia de manera definitiva y a lo largo de estos cuatro meses, 50 más fueron sancionados.

Lo anterior fue informado por el director de ingresos en el municipio, Sergio Rafael Estrada Contreras, quien indicó que al inicio de esta contingencia el sector salud solicitó el apoyo del municipio. A partir de ahí la instrucción del alcalde fue que se tomaran las medidas, como las que se han venido efectuando, suspender aquellos negocios que representen un riesgo sanitario.

Explicó el director de ingresos que el municipio no es el causante de las sanciones, cierres temporales o clausuras definitivas, más bien -afirmó- el problema se ha atendido de manera adecuada por la pandemia y que el Ayuntamiento no actuó como verdugo, ni la presidencia, ni el alcalde, “nos tocó ese problema y lo estamos enfrentando con sensibilidad”.

Subrayó que se ha carecido de una cultura de limpieza, por ello las autoridades se vieron obligadas a exigir a los prestadores de servicios un mayor esfuerzo para atender esta pandemia. De tal manera que se trabajó de forma coordinada con salubridad para atender el proceso de sanitización de los establecimientos y se les exhortó con circulares y oficios a tomar las medidas de limpieza.

Reconoció que el gobierno federal, estatal y municipal han hecho llegar por escrito las nuevas medidas, por lo que esta contingencia ha impactado al comercio y que, con el cambio de color de la bandera verde a amarilla, los cambios se dieron de manera radical, hasta que se suspendieron todas las actividades y los giros rojos fueron los más afectados.

Desde hace tres meses y medio que se bloquearon bares, cantinas, discotecas. Antes, estos giros desatendieron las circulares, por ello en algunos casos se cerraron y en otros se clausuraron, indicó el funcionario.

Agregó que cuando se cumplieron tres meses del confinamiento se juntaron los representantes o encargados de esos negocios y exigieron que se les dejara trabajar. Estrada Contreras indicó que no había las condiciones y se les negó el permiso de laborar. Por tal motivo los comerciantes lo tomaron como rebeldía y esa actitud los orilló a abrir sus establecimientos.

Explicó que, dentro de sus funciones, como director de ingresos, es supervisar que se respeten estas medidas en tiempos de emergencia de salud, por lo que el Ayuntamiento tuvo que sancionar y en su caso cerrar negocios.

En la actualidad hay de 25 a 30 comercios cerrados, se sancionaron más de 50 establecimientos y algunos más se hicieron acreedores a cancelación de licencias. “Nos costó enojos, problemas y amenazas”, resumió el entrevistado, quien considera que será un buen estimulo para la actividad comercial si la bandera amarilla pasa a color verde.

Indicó que en cuanto al reglamento de bebidas y de comercio, están establecidos los horarios y también la llamada “Ley seca”, para los días domingos no hay venta de bebidas, incluye a vinaterías, tiendas, supermercados, entre otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *