A la baja nivel de presas

Por: Marina Vilchis Herrera.

H. Zitácuaro, Michoacán. – La baja disponibilidad de agua se debe a que se elevó el suministro del vital líquido ante la pandemia de Covid-19. La demanda de agua se ha incrementado en distintas regiones, “los almacenamientos no son tan bajos, pero la demanda se ha elevado por el desarrollo económico y ha sido hasta diez veces más que el aumento de la población”.

Al finalizar la temporada de lluvias, al pasar dos semanas lluvias, las presas del Sistema Cutzamala comenzaron su descenso. Esto, a pesar de que su máximo fue de sólo el 71.2 por ciento, lo que significó un déficit del 14.8 por ciento, en comparación con el promedio histórico.

No es el caso de todas las presas, “El Bosque”, ubicada en el municipio de Zitácuaro, Michoacán, alcanzó niveles del 100 por ciento en octubre, con un superávit, comparado con el promedio histórico.

Sin embargo, en el mes de noviembre ha comenzado ya el descenso y en este momento se encuentra en 97.8 por ciento, un decremento del 1.8 por ciento en la última semana. Así, se espera que paulatinamente baje su nivel, hasta las próximas lluvias en el 2022.

Las otras dos grandes presas del Sistema Cutzamala, ubicadas en el Estado de México, fueron las que menores niveles de agua recibieron. Está el caso de Villa Victoria, que se mantiene en 71.7 por ciento, y Valle de Bravo, con 57.2 por ciento.

Al respecto, la Comisión Nacional del Agua (Conagua), anunció en su reunión de Grandes Presas, que el Sistema Cutzamala ya se encuentra en su línea de descenso ante la extracción de agua que se hace para satisfacer las necesidades de los habitantes del Valle de México.

Se informó que se esperaba que en noviembre cayeran algunas lluvias que aportaran algo de agua a las presas, pero no fue así.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *