A partir de enero se multará a motociclistas que no traigan casco

Zitácuaro. – Será a partir de enero cuando la Secretaría de Policía y Tránsito de este municipio comience a multar a los motociclistas que no traigan casco, ni placas en su vehículo. Las sanciones aún no se dan a conocer, pero el tabulador ya está aprobado y sólo se espera su publicación en el Periódico Oficial de Michoacán, para que entre en vigor.

Actualmente los municipios se rigen por el reglamento de tránsito estatal, el cual fue reformado el año pasado en siete de sus artículos: 20, 43, 48, 58, 65, 66 y 7. Hasta el momento Zitácuaro no contaba con un reglamento de vialidad y se regía con la ley estatal, que si bien es cierto se reformó en los artículos arriba mencionados, los agentes de vialidad no respetaron la ordenanza, principalmente en el artículo 58.

Ahora, sólo es cuestión de tiempo para conocer el estatuto municipal, el cual es permitido por la ley, ya que el reglamento estatal le faculta para que el municipio haga lo correspondiente en materia de tránsito y vialidad, según los artículos 2º y 3º; aunque no queda claro, si el ciudadano que vaya a ser infraccionado puede apoyarse en la ley estatal.

Artículo 2°. La aplicación de la presente Ley corresponde a las autoridades estatales y municipales en los ámbitos de su competencia, de acuerdo a lo previsto en esta Ley y su reglamento.

Artículo 3°. Las autoridades estatales y municipales en materia de tránsito y vialidad, están facultadas en el ámbito de su competencia, para emitir las disposiciones necesarias, a efecto de planear, establecer, regular, administrar, controlar y supervisar el tránsito de vehículos y peatones, su seguridad, sus bienes, el medio ambiente y el orden público, en las vías públicas terrestres abiertas a la circulación, en los términos establecidos en esta Ley y su reglamento.

Artículo 4°. El Gobernador del Estado podrá celebrar con los municipios, con las autoridades federales y con las entidades federativas, convenios para la prestación coordinada del servicio público de tránsito y vialidad.

De manera extraoficial, se sabe que uno de los temas que se aplicarán en el reglamento municipal, contempla las sanciones para motociclistas que no traigan casco, licencia y placas en la moto. También serán multados todos aquellos que suban más pasajeros de los permitidos.

La medida parece buena, ya que los accidentes en moto se incrementaron de manera alarmante, provocando muertes, lesionados graves y daños materiales. Además de que, en lo que va del año, se lograron recuperar 14 motos y 70 vehículos con reporte de robo en los puntos de revisión.

Falta ver la capacitación de los agentes viales, ya que el desconocimiento de la población, en cuanto la ley de tránsito, ha permitido abusos por parte de los uniformados, como la retención de documentos o vehículos por una infracción simple.

CAPÍTULO PRIMERO

DE LAS SANCIONES

(REFORMADO, P.O. 2 DE MAYO DE 2018)

Artículo 58. A quienes infrinjan las disposiciones contenidas en esta ley y su reglamento, se les impondrá en forma separada o conjunta, las sanciones siguientes:

I. Amonestación;

II. Multa;

III. Retención, o en su caso, aseguramiento del vehículo automotor, en los casos de flagrancia delictiva o que se ponga en riesgo a la sociedad por conducir bajo el influjo de drogas o bebidas alcohólicas, cuando en el vehículo no se porte en ese momento con algún documento oficial, como placa, tarjeta o permiso de circulación, que corresponda al vehículo; y,

IV. Suspensión o cancelación, sea temporal o definitiva, de la licencia o permiso provisional. Bajo ninguna circunstancia se podrá retener de forma alguna licencia, tarjeta de circulación, placa o vehículo como medio de garantía de pago de la multa impuesta por infringir esta Ley o los reglamentos Estatal o Municipales de Tránsito y Vialidad.

La boleta de infracción se levantará por triplicado, entregando el original al sujeto infractor en caso de estar presente o dejándola sobre el parabrisas del vehículo con el cual se cometió la infracción, remitiendo una copia de ésta a la autoridad administrativa donde se encuentra registrado el vehículo, fincando un crédito fiscal a cargo del titular del vehículo registrado y en favor de la autoridad emisora de la infracción respectiva, el cual deberá ser pagado dentro de los quince días hábiles siguientes a su emisión o al momento de realizar cualquier trámite respecto del vehículo con el cual se cometió la infracción.

Ahora sólo se espera que el nuevo reglamento para Zitácuaro se publique para que entre en vigor y aclare las dudas al respecto, ya que las quejas constantes de la ciudanía han sido los abusos cometidos por los agentes, que también han sido sorprendidos pidiendo la llamada “mordida” a los camioneros y camionetas de productores que se ubican por el rumbo en la central de autobuses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: