Alto volumen rompetranquilidad social

Antros, bares, discotecas, salones de bailey automóviles con música a todo volumen.

Por: Gabriel Gómez Rodríguez

H. Zitácuaro, Mich. – Desde antros, bares, discotecas, salones de baile, hasta automovilistas que circulan en sus vehículos con la música a todo volumen, rompen la tranquilidad de la gente. Al respecto se refirió Ignacio Sánchez Avilés, vecino de Zitácuaro, quien denunció que existe una población vulnerable, que es perjudicada con este tipo de situaciones.

Pueden ser desde adultos mayores, niños recién nacidos ypersonas enfermas, por citar algunos ejemplos. Lo cual se ha convertido en un problema social. Hay conductores inconscientes que ponen música a todo lo que da, incluso elsonido llega a cimbrar ventanas o puertas de las casas.

Cuando se hacen eventos sociales en salones de baile, los mismos se prolongan hasta altas horas de la noche y continúan hasta la madrugada. El sonido no solo llega a trasnochar o desvelar a los vecinos, también les altera su sistema nervioso.

La estruendosa música es contrastante con el silencio de la noche y rompe con la tranquilidad del sueño. Los días se hicieron para trabajar y las noches para dormir, como dice la gente.

Hay vecinos “ruidosos”, quienes prenden sus estéreos y escuchan la música a “tope” en los barrios y colonias. Ahora que se viene la temporada decembrina, muchas familias seguramente harán sus convivios sociales o “pachangas”, donde no faltará la música y el baile.

Exhortó Sánchez Avilés a que el departamento de Ecología aplique el reglamento y normatividad sobre los decibeles, que se regule el nivel de volumen de los sonidos, porque a la fecha nada se ha hecho al respecto.

Precisó que no se ha estado al pendiente de este tema, además también involucra a Tránsito Municipal. El mismo Ayuntamiento, a través Servicios Públicos Municipales, debe regular o actuar en consecuencia.

Para ello es importante la participación de la ciudadanía, haciendo sus quejas ante la instancia que corresponda, sobre esta contaminación auditiva.

Por otro lado, subrayó que hay otro tipo de contaminación, la cual es visual. Por ejemplo, en los postes de las esquinas se pegan publicidades o “panfletos” y luego no son retirados. Al final esas papeletas caen al suelo y provocan daños a las coladeras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: