Anticipan derrumbe de viviendas en barranca del muerto

Fue derribado árbol gigante que no permite la circulación de aguas negras en la colonia Santa Fe.

Por: Gabriel Gómez Rodríguez

H. Zitácuaro, Mich. – Un enorme árbol fue derribado en la barranca del muerto, perteneciente a la colonia Santa Fe. Lo que podría traer graves riesgos al no permitirse el cauce natural de aguas negras que se vierten en el afluente, advirtieron vecinos del lugar.

Entre los riesgos está que, con una lluvia atípica, las viviendas que establecidas sobre la barranca puedan sufrir algún desastre de grandes proporciones. Como ejemplo de la fuerza de la naturaleza, está el edificio o inmueble que se derrumbó en una temporada de lluvias, en el año 2015.

El incidente se presentó sobre la avenida Revolución, a medio kilómetro de distancia de la clínica del IMSS en esta ciudad.

La fuerte precipitación y la acumulación de aguas negras que bajan de un asentamiento irregular, conocido como Santa Fe, provocaron el derrumbe de una casa habitación y algunos locales comerciales.

El incidente se presentó luego de que lloviera por espacio dealgunas horas, lo que trajo la fatal consecuencia y que fue grabado el momento en que ocurrió el derrumbe.

Recientemente “El Despertar” realizó una visita al lugar donde se derribó el árbol, mismo que al caer a la barrancaobstruye el paso de desechos.

Se pudo observar que con la caída del árbol, las aguas negras no seguían su curso natural y con ello se formó una pequeña represa.

Pobladores del citado asentamiento expresaron, de manera anónima, que desde hace un año una vecina, de nombreDolores, estuvo continuamente pidiendo que se derribara un árbol, ya que le caían algunas ramas al tejado de su vivienda.

Fue el pasado lunes 13 de junio, cuando vino acompañada dealgunas personas para derribar el árbol. Aparentemente traía un permiso de la tenencia de San Juan Zitácuaro, el cual no mostró, únicamente lo mencionó de manera verbal

Debido a que el árbol era muy grande, no se podían subir a él quienes pretendían derribarlo, para ello intentaron hacer algunas maniobras, pero no lograron el cometido. Ya que el árbol era parecido a una orqueta, intentaron demoler una parte.

Dentro del predio en el que se encontraba el árbol, se hallaba el propietario de dicho domicilio, así como la señora Dolores. Ella estaba acompañada por el jefe de tenencia.

El propietario del terreno, donde estaba el árbol, respondió que, al estar dentro de su domicilio, no autorizaba su derribo.

Dolores expresó que ella había sacado un permiso y que no requería de su autorización, argumentando que no estaba dentro de su cédula.

Por otro lado, los vecinos que están establecidos del otro lado de la barranca, se suman a la indignación, ya que están en contra del derribo de árboles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *