Aplica el Congreso del Estado una austeridad a conveniencia

Por: Esteban Patricio M.

El Congreso del estado de Michoacán debe más dinero del que se le asigna. La solución es ahorrar. Pero para eso no se van a reducir salarios de los titulares del congreso, sino que se prefirió despedir trabajadores que recién habían contratado y con eso, el desorden administrativo sale a la luz.

Las incongruencias en el Congreso michoacano siguen quedando en evidencia, ahora con las restricciones supuestamente par ahorrar, pero que solo “raspan” a algunos, los que menos ganan.

LOS ANTECEDENTES DE INCONGRUENCIA

Entre las recientes muestras de incongruencia, está que apenas a inicios de este año el Tribunal de Conciliación y Arbitraje (TCA) reveló que en los últimos dos meses de 2021 había recibido un total de 44 demandas laborales contra el Congreso de Michoacán, eran expedientes laborales de ex trabajadores a quienes despidió la 74 Legislatura en octubre de ese año, sin pagarles su finiquito.

Luego un grupo de exempleados de la 74 Legislatura denunciaron que los diputados, que ahora están en el Congreso, se robaron dos terceras partes de los finiquitos que eran para los empleados que fueron despedidos.


La más reciente muestra son las rencillas entre el diputado Baltazar Gaona García con los grupos feministas por el tema del aborto, que han llegado al grado de que el diputado quiso prohibir la entrada de las integrantes de estos grupos al Congreso, debido a una manifestación que hizo una de ellas, cuando apenas unos años antes su padre había protagonizado una manifestación similar, lanzando dinero a los diputados.

EL NUEVO PLEITO CON TRABAJADORES

A inicios del pasado mes de junio se dio a conocer un acuerdo de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Congreso para despedir a los trabajadores que presentaran cuatro faltas.

Ante esto, el secretario general del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Poder Legislativo (STASPLE), Rogelio Andrade Vargas, calificó como una «actitud arbitraria e ilegal» y señaló que buscan corregir el déficit financiero ante el exceso de contrataciones de personal de confianza.


El mismo líder sindical externó que indicó que el despido de trabajadores podría tener afectaciones financieras millonarias para el Poder Legislativo, como ha ocurrido en legislaturas pasadas.

LA PROPUESTA DE AHORRO SIN TOCAR SUELDOS DE DIPUTADOS

El déficit financiero que tiene el Congreso del Estado de Michoacán asciende a casi 75 millones de pesos.

Pero para contrarrestar este déficit, no se harán cambios en los recursos para los salarios de los diputados, sino que solo se darán cambios fuertes para los empleos de trabajadores en la Cámara.

Oscar Escobar Ledesma, coordinador parlamentario del PAN e integrante de la Junta de Coordinación Política, admitió que esas serán las medidas que se tomarán.

Pero, además argumentó que despedir trabajadores es un asunto de “solidaridad y responsabilidad” con el Congreso del Estado y señaló a los empleados que se han inconformado de ser “enviados” por diputados.


La Junta de Coordinación Política del Congreso, junto con el Comité de Administración y Control, determinó dar de baja a trabajadores de confianza que fueron catalogados como “excedentes”.

Hay diputados que se han inconformado con la medida y acusan que su real intención es que el dinero que se destina a sueldos y prestaciones de esos trabajadores que se van a despedir, se reparta entre los 40 diputados.

LA OTRA CARA DE LA “AUSTERIDAD”

Lo que muchos diputados callan, es que tienen derecho a dos asesores categoría A, cuyo salario es de 28 mil pesos al mes, tres asesores categoría B, cuyos sueldos son de 21 mil 880 pesos mensuales.

Tampoco se puede pasar por alto que, apenas en enero de este año, el sueldo de los diputados del estado de Michoacán aumentó tres mil 550 pesos, por lo que los legisladores pasaron de ganar 92 mil 450 pesos a 96 mil pesos al mes.

En total, cada quincena los integrantes de la actual legislatura michoacana reciben poco más de 48 mil pesos.

Los motivos para que se aprobaran dicho aumento quedaron en la opacidad, pues en las plataformas de transparencia del poder legislativo de Michoacán todavía aparece información de la 74 legislatura, la anterior a la que está en la actualidad.

En contraste, el salario más bajo en el Congreso del estado es de seis mil 670, que gana un oficial de intendencia o un auxiliar administrativo,

En el Congreso del Estado cada año se usan 549 millones 320 mil 603 pesos para cubrir la nómina de un promedio de mil 220 trabajadores, incluidos los recién aumentados salarios de los diputados.

​Pero a pesar de las dificultades presupuestales que se han detectado, solo los trabajadores de menores rangos pagarán las consecuencias de los malos manejos que se han acarreado desde legislaturas anteriores, la austeridad se aplica solo a conveniencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: