Auditoría señala desvíos de millones de pesos en la pasada Administración de Zitácuaro

Existen irregularidades en la construcción de la planta de separación de residuos sólidos

Zitácuaro, Mich., a 03 de marzo de 2017.- La Secretaria de la Contraloría del Estado de Michoacán ha instaurado a la Contraloría Municipal de Zitácuaro para que inicie el procedimiento correspondiente por el presunto desvió de recursos en que habrían incurrido ex funcionarios municipales, en el proyecto denominado “construcción de planta de separación de residuos sólidos”. Obra que debió ejecutarse en el ejercicio fiscal 2013, pero que los ex funcionarios gastaron recursos durante los años 2014 y 2015.

Derivado de la auditoria DCAOP/AL/FGM/ZITACUARO FORTALECIMIENTO AMBIENTAL/05-2/2015, la Dirección de Evaluación, Control y Auditoria a obra pública, encontró presuntas irregularidades administrativas cometidas por ex funcionarios municipales. La auditoría señala como responsable al ex presidente municipal de Zitácuaro Juan Carlos Campos y al encargado de la obra, Cuauhtémoc Soria Marín, por un monto cercano a los 2 millones de pesos, por incumplir con los requerimientos de información y documentación; además por no reintegrar los recursos no devengados a la tesorería de la federación, por un monto de un millón cincuenta y ocho mil cuatrocientos ochenta y ocho pesos.

El encargado de la obra, Cuauhtémoc Soria Marín, es señalado por ser el responsable de verificar la correcta planeación, programación, ejecución y conclusión de la obra, ya que no instruyó durante el proceso de ejecución de la misma que se integrara correctamente toda la documentación generada.

Además, entre las irregularidades encontradas destaca que la autoridad compró materiales en diciembre del año 2013 y según datos presentados por la autoridad la obra inició a principios del mes de mayo del 2014. Esto demuestra que en el momento de la ejecución de la obra, el Ayuntamiento no contaba con personal técnico para realizar la obra en modo de administración directa.

Otra de las irregularidades cometidas por la Administración anterior, consiste en que la obra era convenida entre la Secretaria de Urbanismo y Medio Ambiente y el Ayuntamiento de Zitácuaro, para lo cual se designó a José Luis Ramírez del Valle, ex Director de Servicios Públicos como responsable de dar seguimiento a la ejecución del proyecto. La obra debió ejecutarse mediante una licitación pública nacional y no mediante administración directa, como lo determinó la administración municipal.

Mientras que el ex presidente municipal, Juan Carlos Campos Ponce, es señalado en la observación que hace la Auditoría por no reintegrar los recursos no devengados a la tesorería de la federación por un monto de un millón cincuenta y ocho mil cuatrocientos ochenta y ocho pesos. Ya que ese recurso se ejerció en ejercicios fiscales posteriores, cuando lo correcto era reintegrarlo 15 días naturales posteriores al cierre del ejercicio fiscal, en este caso del año 2013.

Además la Secretaría de la Contraloría estatal detectó que la Administración presentó documentación alterada o poco confiable, pues presentaron fotografías falsas de una báscula camionera de 40 toneladas, bajo el concepto de “concluido y en operación”; sin embargo, durante la inspección ocular los auditores detectaron que la báscula no se encuentra en operación, debido a la falta de instalación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: