Aumentan casos de violencia sexual y física contra mujeres

Aumentan casos de violencia sexual y física contra mujeres

-Muchas no denuncian por temor y vergüenza.

H. Zitácuaro, Mich. – Emilia Vázquez Salvador, coordinadora de la Casa de la Mujer Indígena Mazot y defensora de los derechos de la mujer, indicó que se han incrementado los casos de violencia contra las mujeres.  En la mayoría de esos hechos, las víctimas no se atreven a denunciar por temor y vergüenza.

Subrayó que en la actualidad hay muchas barreras para las mujeres que quieren denunciar violencia y en ocasiones no solo sufren agresiones de sus víctimas, también por parte de las instituciones impartidoras de justicia.

Por ejemplo, cuando llegan a las instancias correspondientes les hacen preguntas poco sensibles sobre su situación, ya que generalmente la víctima acaba de pasar por un trauma o una agresión que no es fácil de superar. Hay mujeres que han sido violadas y luego se borran las evidencias cuando ellas se bañan, algunas presentan sus quejas o denuncias días después.

Entonces la justicia ya no se aplica, porque les dicen que no trae golpes o no se aprecia que hayan sido violadas y la víctima se enfrenta a todas estas situaciones, indicó la abogada.

Eso es en el caso de que quieran denunciar, explicó. En otros casos hay situaciones en las que los agresores son los mismos familiares y como se trata de la familia salen argumentos de “¿cómo crees, qué va decir la gente?”.

Por lo regular no le creen a la víctima que sea una persona cercana a ella, indicó la promotora de derechos a favor de las mujeres.

Las victimas tienen que enfrentar a la misma sociedad, porque son señalados, y estos hechos les avergüenzan, luego tienen temor también ante la misma autoridad, que en ocasiones no está capacitada para llevar un caso de manera integral.

Las afectadas no denuncian cuando surgen casos de esta índole en las comunidades rurales, precisamente las autoridades tampoco cuentan con la preparación necesaria para tratar una agresión de esta índole y que se haga justicia, porque ignoran las leyes.

Cuando la víctima decide denunciar, se enfrenta a muchas situaciones, como el hecho de encarar a su agresor, cuando se lleva a cabo el proceso de careo, cuando hay un temor en la persona y que lo que menos quiere es ver al responsable de su agresión.

La persona tiene miedo y lleva un trauma consigo, requiere de atención psicológica, porque es un caso que no se olvida, lleva una carga emocional que es difícil de superar, argumentó Vázquez Salvador.

Las denuncias implican estudios, así como careos, y a veces desisten por muchas situaciones, incluso hasta en el aspecto económico, porque hacen a las personas dar muchas vueltas, luego hay abogados que llegan a arreglos o acuerdos económicos con los agresores para que no proceda la ley.

Todo eso impide que la víctima continúe con el proceso de denuncia, porque son re victimizadas; es decir, también se ejerce violencia de parte de las instituciones, lejos de apoyar a las víctimas en su proceso de sanación vuelven a caer en el trauma.

Reiteró que, en este tipo de casos, donde hay violencia hacia las mujeres, los encargados de asesorar y respaldar a las féminas deben de tener mucha sensibilidad para atenderlas, ya sea el caso de violencia sexual, física o emocional.

Hay un retroceso en la ley y por ello las personas ya no confían en las autoridades encargadas de la impartición de la justicia, puntualizó Vázquez Salvador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *