Autoridades municipales se niegan a pagar daños causados por patrulla

Zitácuaro. –  A casi un año de que una patrulla de la Secretaría de Seguridad Pública de este municipio se saliera de la carretera y causara daños materiales a una casa habitación y a un par de automóviles, los perjuicios no han sido remunerados y la denuncia penal no avanza. Los afectados han gastado más de 40 mil pesos para poder arreglar los daños que causó el vehículo oficial.

Como se recordará, en noviembre del año pasado, cerca de las ocho de la mañana, la patrulla con número 3263, perteneciente a la Secretaría de Seguridad Púbica de este municipio, se estrelló contra un domicilio que se encuentra a un costado del boulevard Suprema Junta Nacional Americana.

En un primer momento se informó que la unidad oficial se dirigía a atender un reporte; sin embargo, el exceso de velocidad y la falta de pericia del conductor ocasionó que perdiera el control, chocara contra un poste y callera de una altura de poco más de un metro, para finalmente estrellarse contra la casa.

En su trayecto, la patrulla causó daños a dos vehículos más, uno estaba estacionado fuera del domicilio y el otro en el garaje de la casa. Lesionados hubo dos y estos fueron los tripulantes de la patrulla.

A casi un año de estos sucesos, las autoridades no han actuado, la denuncia penal presentada por daño en las cosas prácticamente está paralizada y los afectados tuvieron que solventar los gastos que este percance les ocasionó, a pesar de que la representación legal de la policía se puso en contacto con los afectados, para decirles que se harían cargo de los daños, esto no ha sucedido y ya nadie se quiere hacer responsable.

Entrevistados al respecto, los afectados indicaron que el día del accidente, los agentes de tránsito que llegaron al lugar, también se llevaron la camioneta que estaba estacionada afuera de su domicilio; pero, a la hora de recogerla, tuvieron que pagar una multa para que les fuera entregada. De hecho, en un parte de novedades realizado por un agente de tránsito que tuvo conocimiento del caso, se explica que la patrulla se salió de la cinta asfáltica, pero no existe un peritaje como tal levantado por tránsito estatal.

10 días después de que ocurrieran los hechos, el entonces encargado del despacho de seguridad pública, Toribio Sánchez Martínez, solicitó a la agente del Ministerio Público, Ileana María Trejo, que la patrulla fuera entregada, la funcionaria autorizó la entrega del vehículo, pero no se reparó el daño.

Tras varias vueltas a la Fiscalía para saber los avances del asunto, simplemente no existe una respuesta y es fecha que las autoridades investigadoras no han dado movimiento a la denuncia penal, mientras que las autoridades municipales también han hecho caso omiso para pagar los daños que sus elementos causaron a una familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: