Ayuntamiento cobra derecho de piso a taxistas

Zitácuaro. – Es la Comisión Coordinadora del Transporte (Cocotra), la única facultada para atender asuntos relacionados al transporte público; sin embargo, ordenarlo o reubicarlo se ha vuelto difícil, particularmente cuando el ayuntamiento ha intervenido y cobra un derecho de piso por los lugares que los taxistas ocupan en la vía pública.

La irregularidad se dio a conocer, luego de que (en semanas pasadas), algunos transportistas denunciaran que un grupo de taxistas foráneos ocupen un lugar dentro del primer cuadro de la ciudad. Lo que consideraban competencia desleal. Tras varios intentos por removerlos de un estacionamiento del centro de la ciudad y reuniones con la Cocotra, los transportistas realizaron una manifestación para que la dependencia encargada del transporte tomara acciones definitivas y los reubicara.

En esa manifestación se reconoció que las autoridades municipales les estaban cobrando un derecho de piso, lo que complicaba la aplicación del reglamento y ley del transporte público. Finalmente, y luego de un diálogo, los taxistas fueron removidos del estacionamiento donde hacían base, pero siempre con la inconformidad por parte de los choferes, que mostraron un recibo de pago.

De acuerdo a información difundida, los taxis foráneos no son los únicos que pagan derecho de piso, ya que también las bases de los taxis locales que ocupan un lugar en la vía pública, cubren un pago a la Dirección de Ingresos municipales, lo que complica que puedan ser reubicados, ya que con este pago están adquiriendo derechos.

De acuerdo con la fuente informativa, es el secretario del ayuntamiento, Moisés Salazar, quien defiende el tema del pago; ya que, asegura, que cuando se les entrega una concesión, tienen derecho a ocupar un cajón, pero si en la base se estacionan más, tienen que pagar un costo por el espacio que utilizan, aunque no lo ha sustentado legalmente.

Actualmente existen 26 líneas de taxis locales, que se estacionan en la vía pública, incluyendo las cercanías de centros comerciales, o que recorren las calles de la ciudad, más 7 líneas foráneas que se estacionan dentro de estacionamientos.

Aunque a la fecha no se ha hablado, de manera abierta, de la reubicación de algunas bases de taxis locales, en el momento que se intente alguna acción para mejorar la vialidad del municipio, el cobro que el ayuntamiento realiza podría crear un conflicto, ya que, como algunos taxistas lo dicen, “ellos pagan sus impuestos”.

La intervención de la autoridad municipal en el transporte público, no ha venido ayudando para que se solucione el tráfico vehicular, que se genera principalmente en el primer cuadro de la ciudad. De hecho, tampoco se ha iniciado algún plan estratégico que logre sacar del centro a todas las rutas de combis que por ahí circulan, ni han podido meter en orden a los choferes de las combis que avanzan a paso lento por las calles de Hidalgo y Morelos, principalmente, ocasionando que se hagan largas filas de automóviles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *