Brutalidad policíaca contra Bomberos

*Voluntario de la corporación sufrió estrangulamiento por elemento de tránsito.

H. Zitácuaro, Mich. – Durante la madrugada del pasado sábado, 3 de agosto, del presente año, se suscitó un conflicto entre integrantes del heroico cuerpo de bomberos con elementos de tránsito, así como con la Policía Michoacán.

El resultado de la presunta brutalidad policíaca dejó varios bomberos lesionados, mismos que fueron encarcelados y luego extorsionados por elementos de la Fiscalía Regional. Uno de los policías solicitó 9 mil pesos, ya que sus elementos supuestamente habían sido agredidos.

Los bomberos tuvieron que acceder a las peticiones económicas de servidores de la Fiscalía, con el fin de obtener la libertad de sus elementos, que habían sido privados de su libertad.

La mañana del pasado lunes, los bomberos citaron a medios de información a rueda de prensa, para relatar los hechos ocurridos. En la misma se dio a conocer que se había suscitado un accidente a la altura de la avenida Morelia y avenida Revolución, entre un particular y un taxi del servicio público.

El vehículo particular correspondía al familiar de uno de los bomberos y al acudir a la escena el comandante de bomberos fue sometido de manera brutal y lanzado al piso por elementos de tránsito, mientras que efectivos de la Policía Michoacán lo esposaban para ser llevado a resguardo en la Fiscalía.

“Al comandante lo tenían tirado, esposado, lo tenían tres o cuatro oficiales. Posteriormente lo subieron a una unidad de ellos, luego se lo llevaron a la Fiscalía. Estuvimos como tres horas esperando, él ya se sentía bastante mal”, relató uno de los elementos de bomberos que fue testigo presencial de los hechos.

Al llegar a las instalaciones de la Fiscalía el entrevistado solicitó un permiso para revisar el estado físico en que se encontraba el comandante. Pidió que se le quitaran las esposas, ya que las mismas le lastimaban, además de que tenía un hombro lastimado.

Al salir por un analgésico, ya que su intención era llevar dicho medicamento a su jefe, un elemento de tránsito prácticamente quiso estrangular al paramédico de bomberos. Lo tomó por detrás, por la espalda, y prácticamente lo estaba asfixiando con sus manos en su cuello. Además de que lo sometió a la fuerza, el uniformado lo puso en el piso y lo amenazó de muerte.

Al relatar los hechos a “El Despertar”, el afectado manifestó que como resultado de las agresiones terminó con esguince de segundo grado, así como marcas en el cuello.

“Que ya no sean tan prepotentes los policías, incluso con otras personas (son) igual. Que cuando traen su uniforme sienten que pueden con toda la gente, son agresivos, tratan de humillarlos”, argumentó el voluntario de la corporación señalada.

“Yo sí estaba verdaderamente molesto por las lesiones que me hicieron, yo no sabía qué hacer, hasta que el comandante me dijo que me revisaran y posteriormente qué es lo que procedía”, expresó a “El Despertar”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *