Carece Zitácuaro de plan de ordenamiento vial

H. Zitácuaro, Mich. – Durante varios años la ciudad ha carecido de un plan de ordenamiento vial, que permita atender los problemas de manera ordenada y metódica, que incluya trazar cambios en el traslado de sus habitantes hacia diversas zonas de esta localidad, con el propósito de evitar accidentes o siniestros y que permita que sus habitantes vivan en armonía.

Para ello, se requiere la implementación de medidas para mejorar la movilidad de personas; sin embargo, por las condiciones en que se encuentra la vialidad, hace que haya diversos congestionamientos, tanto en el centro de la ciudad como en otros puntos, donde se percibe una escasa cultura vial y no se respeta el reglamento de tránsito.

Hay vialidades que, por su ubicación, léase la central camionera, se encuentran a determinadas horas saturadas de vehículos. Eso hace que a la redonda continúen enormes filas de automóviles, así como de motociclistas, tanto del servicio público como particular.

En el rumbo de la central se concentra el comercio informal, donde llegan decenas y decenas de comerciantes para ofertar sus productos; sin embargo, invaden banquetas y vialidad. Sumado a que también los negocios establecidos se adueñan de los espacios públicos.

Ésta es una zona muy conflictiva en materia de vialidad, al igual que lo es el tianguis que se coloca sobre varias calles, como Guadalupe Victoria, Cuauhtémoc y Moctezuma, donde las personas no pueden utilizar las banquetas para caminar y tienen que hacerlo por las calles, exponiéndose a que las atropellen.

En el centro de la ciudad es lo mismo, los vehículos transitan a vuelta de rueda, las combis del servicio público tardan quince minutos o más para recorrer 3 o 4 cuadras.

Veamos el caso de la secundaria Nicolás Romero, que se encuentra sobre la calle de Cuauhtémoc y Revolución; por ejemplo, hay días en los que se forman enormes filas de automóviles y camionetas esperando cruzar esta vialidad, cuando son las horas llamadas pico y que hay más tráfico y por lo regular es por las mañanas, tardes y noches.

No sólo los automovilistas o choferes cometen imprudencias al desplazarse por la ciudad, son también los peatones, quienes incurren en comportamientos riesgosos o imprudenciales al intentar cruzar una calle o avenida.

Por otro lado, al menos 3 de cada 10 conductores, ya sean choferes o motociclistas, no respetan los semáforos, algunos se saltan la luz roja y hacen caso omiso. Muchos de estos casos se presentan diariamente, veamos algunos de ellos.

En el boulevard Suprema Junta Nacional Americana hay un solo cruce, donde tiene varios semáforos, y quienes se trasladan por ese lugar no esperan a que la luz se ponga verde y por el contrario, se cruzan con la luz en rojo, no importando poner en riesgo su integridad física o su vida.

Cabe resaltar que sobre el libramiento J. Múgica, a la altura de la central camionera, han ocurrido innumerables accidentes, es casi cotidiano encontrar reportes de siniestros.

Por este punto hay un puente peatonal, pero muchas personas prefieren no subir las escaleras y se arriesgan a que puedan ser atropelladas, ya que precisamente es una zona muy transitada y muchos vehículos corren sin respetar los límites de velocidad. A esto también hay que agregarle que hay entrada y salida de autobuses, buscando llegar a sus destinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *