Carecen de iluminación Jardín Constitución y calles aledañas

Carecen de iluminación Jardín Constitución y calles aledañas

*Guillermo Nájera Rodríguez, vecino del centro histórico, presentó su propuesta hace 3 años, pero con el paso del tiempo quedó en el olvido.

H. Zitácuaro, Mich. – Tanto el Jardín Constitución, como las vialidades adyacentes, carecen de iluminación. Por lo que el Jardín de las Flores permanece en la oscuridad, llegada la noche. Lo anterior fue expresado por el doctor Guillermo Nájera Rodríguez, vecino del centro histórico, quien agregó que este inmueble es testigo mudo del historial glorioso de Zitácuaro.

Recordó Nájera Rodríguez que hace 3 años presentó su proyecto al entonces alcalde de Zitácuaro, Carlos Herrera Tello, a través del Secretario del Ayuntamiento, Santiago Jiménez Vaca, y firmado de recibido por el funcionario Oscar Rubio.

Indicó que en la actualidad hay alrededor de 24 lámparas al interior del Jardín de Las Flores, sin embargo, algunas funcionan a media luz, y en promedio solo un 25 por ciento de la iluminación funciona, por lo que prácticamente permanece en oscuridad llegada la noche.

Subrayó que, en el escrito, presentado el día 21 de marzo de 2019, su objetivo fue hacer hincapié sobre el alumbrado que se carece en el Centro Histórico de la ciudad, cuya zona se encuentra en el olvido. Ya que, en aquel tiempo, se había iniciado el cableado subterráneo por el personal de la Comisión Federal de Electricidad.

Además, hizo una lista de las vialidades que carecen de iluminación, como la calle de Ignacio Allende poniente, entre Morelos y Donaciano Ojeda sur; la vialidad Benedicto López sur, entre Allende y Rayón poniente, precisamente frente al Colegio Lumena y la escuela Esperanza Olivares.

Lo mismo que en la antigua calle Constitución o Prolongación de Ocampo poniente, entre Donaciano Ojeda y Benedicto López sur, acera de enfrente a la Casa Parroquial. Solicitó también reforzar el alumbrado del tramo de Allende poniente, entre Donaciano Ojeda y Benedicto López, dando como referencia la escuela primaria Eva Sámano y el Templo Getzemaní.

Anexando un croquis de la posible ubicación de las luminarias necesarias en esta zona, donde además de las instituciones educativas ya mencionadas, también se localiza la biblioteca pública Melchor Ocampo.

Con el mejoramiento de la iluminación se brindaría una mayor tranquilidad a los vecinos y transeúntes que concurren de manera cotidiana por esta zona y que tienen que pasar por el centro histórico.

El historiador Guillermo Nájera esperaba una respuesta favorable, la cual no llegó. Además, hizo notar que cuando llegan los comerciantes de temporada se colocan en el Jardín Constitución, bajo el follaje de los árboles, tapando la escasa luz que pasa a las calles adyacentes a este testigo mudo del historial glorioso de Zitácuaro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *