Carlos Garfias Merlos

Zitácuaro, Mich.- Carlos Garfias Merlos es un religioso católico mexicano, nació en la población de Tuxpan de las Flores, el 1º de enero de 1951, ha sido obispo en Ciudad Altamirano, Ciudad Nezahualcóyotl y Arzobispo de Acapulco.

Actualmente es Arzobispo de la capital michoacana, nombramiento otorgado en noviembre de 2016, por el Papa Francisco.

Feligreses de más de 200 parroquias celebraron la Eucaristía en el estadio Venustiano Carranza, quienes le acompañaron a la toma de posesión como Arzobispo de la ciudad de Morelia.

Su principal misión o línea pastoral ha sido la de construir la paz y brindar atención a personas víctimas de violencia.

Realizó sus estudios de humanidades, filosofía y teología en el Seminario Tridentino de Morelia. Posteriormente estudió la Normal Primaria en el Instituto de Capacitación, en esa misma ciudad, obteniendo el título de maestro de primaria.

Se especializó en el postgrado de Maestría y Doctorado en Psicoterapia y Espiritualidad, en la Universidad Intercontinental de la Ciudad de México.

Desde el inicio de su Ministerio Episcopal (en las diócesis de Altamirano, Ciudad Nezahualcóyotl, Acapulco y ahora en Morelia), se ha caracterizado por promover el diálogo y su lema episcopal lo ha titulado “Cristo es nuestra Paz”.

Su labor no ha pasado desapercibida y en 2017 fue invitado a Corea del Sur por parte de la Arquidiócesis de Seúl, para participar en el foro “Para la paz de la península coreana” y llevando a cabo el tema “La misión de la Iglesia de promover la justicia y la paz en América Latina”.

Para Carlos Garfias todos los encuentros de diálogo ofrecen una extraordinaria oportunidad para abrir la posibilidad de construir bases a fin de lograr un mundo mejor, más justo y más seguro.

No busca el protagonismo, sino más bien favorecer los procesos que ayuden a la construcción de la paz, contribuyendo a crear el camino cimentado en la construcción social que implique la justicia, la verdad, el perdón y la reconciliación.

En agosto de 2018 es nombrado por la Conferencia del Episcopado Mexicano, el Coordinador de los Obispos en los foros de consulta para trazar la ruta hacia el Pacto de Reconciliación Nacional, convocados por el presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador.

Estos foros fueron un espacio de diálogo para identificar las diferentes propuestas de la población, en diferentes regiones del país, con el propósito de elaborar políticas públicas que permitan avanzar en la superación de la violencia, la construcción de la paz y la reconciliación nacional.

Uno de sus ejes de trabajo, es que ante la ola de violencia e inseguridad que vive el país no se puede ser pasivo ni indiferente, por lo que el camino viable es la construcción de la paz.

Considera Garfias Merlos que el uso de la violencia flagela a nuestro pueblo, por lo que cual no se debe ser omiso ante el sufrimiento de la sociedad.

Por ello subraya que es necesario la recuperación de los distintos espacios de encuentro, convivencia y recreación; así como la creación de Centros de Escucha para jóvenes y víctimas de la violencia a través de talleres de paz, perdón y reconciliación, entre otras.

Destaca también que es necesario fortalecer las bases de verdaderas comunidades cristianas, para proyectar la fe en la vida social, para ello es necesario promover la educación, la cultura, la salud, la devoción y la revitalización de las celebraciones litúrgicas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *