Cerradas las puertas de hospitales a 7 de cada 10 mujeres embarazadas

Zitácuaro, Mich.- Hospitales de Zitácuaro, en el nivel de atención pública gratuita, cierran sus puertas a 7 de cada 10 mujeres que requieren un parto o una urgencia obstétrica, con lo cual se les violentan sus derechos reproductivos, destacó María Luisa Ramírez Pérez, representante de la Fundación Mazahua Otomí en Zitácuaro.

“Se están violentando nuestros derechos reproductivos, no se nos da la atención. Se dice que no hay camas, no hay medicamentos, no hay doctores, ni enfermeras. Vemos esta problemática, porque tampoco hay ultrasonido”, indicó Ramírez Pérez.

“El hecho de negarles el servicio, es un trato inhumano y degradante, que violenta los derechos humanos de todas las mujeres”.

“Dentro de la organización vemos al derecho a la salud como un derecho humano. No deben de negarse los servicios. Vemos una problemática muy compleja, pues sabemos que hay fallas estructurales en los servicios de salud y falta el compromiso de los gobiernos para que haya más infraestructura en los hospitales, como doctores, enfermeras, medicamentos y camas”, destacó la representante de esta Fundación.

“Esta problemática la vemos como una sombrilla a un tremendo aguacero, porque las mujeres son pocas. No decimos que los servicios de salud sean tan malos, pero son pocas las que son beneficiadas ¿y las demás?, ¿qué pasa? Vemos violentados nuestros derechos”.

“Estamos trabajando en visibilizar esta problemática. Muchas veces nos hemos acostumbrado a que haya este tipo de violaciones a sus derechos, o que no hay medicamentos o que les cierren incluso las puertas en las instituciones de salud”.

“Vemos que tanto así nos hemos acostumbrado, a veces no ponemos una queja, no se denuncian este tipo de violaciones. Entonces estamos trabajando dentro de una red que, queremos a través de instrumentos jurídicos, se aplique la ley, en cuanto a que haya mejores servicios de salud”, apuntó.

“No estamos criminalizando a los médicos, ni a las enfermeras. Sabemos que hay fallas estructurales, sabemos la falta de medicamentos, ultrasonidos. Los servicios de salud deben de prestarse de manera gratuita. Muchas veces las mujeres por su cuenta tienen que hacerse sus estudios por fuera”, precisó.

Mayer Damaris Velázquez Romero, representante de la red de mujeres por la defensa de los derechos reproductivos, indicó que lo ideal sería que hubiera mejores políticas de salud, que no se violenten los derechos reproductivos, que haya atención, más equipamientos en los hospitales.

“Nosotras venimos de Crescencio Morales y pues necesitamos ultrasonidos y nos trasladamos hasta Zitácuaro y tenemos que recurrir por nuestros propios medios y tenemos que acudir con médicos particulares, pero no tenemos recursos. Igual vamos al hospital regional y no hay ultrasonido. Nos mandan a Tuxpan, pero tampoco hay”, destacó Velázquez Romero.

“A veces la mujer no puede trasladarse fácilmente y luego en los hospitales los médicos o enfermeras se lavan las manos y les dicen que no vinieron a tiempo y prácticamente les cierran la puerta o se les niegan estos servicios médicos,  o incluso las mandan a otros hospitales, como Tuxpan, Ciudad Hidalgo, Morelia o la ciudad de Toluca”, finalizó Velázquez Romero.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *