Comercio informal convertido en mafia

Se han adueñado de calles y banquetas en el centro de Zitácuaro.

Por: Gabriel Gómez Rodríguez

H. Zitácuaro, Mich– Debido al incremento desmesurado de comerciantes informales en el centro de la ciudad, se ha generado desorden y priva el caos total. Lo anterior se traduce en una mafia, donde aflora la corrupción e impunidad en las calles de esta localidad.

Sobre este tema opinó Leonardo Garduño Monroy, vecino de Zitácuaro, quien además es una persona con discapacidad,que de manera frecuente requiere trasladarse por las calles de la zona centro de esta localidad.

Narra que en cierta ocasión fue ofendido por una persona,por el solo hecho de pedirle permiso para circular por la banqueta. Además, ha sido insultado y en ocasiones le han echado el carro encima. Así, de manera literal.

“Nosotros somos los hombres invisibles, nos tratan mal, nos ofenden, por el solo hecho de decir: me permite”. Precisó que el gobierno en turno actúa como cómplice, al permitir tanto desorden, ya que todo está fuera de control.

En su momento Garduño Monroy fue director de Servicios Públicos en la administración del entonces presidente municipal Leopoldo Martínez Ruíz. En esa época el comercio informal oscilaba en 700 VENDEDORES ambulantes, pero esa cifra se ha triplicado. 

Luego entonces, ese número seguirá incrementándose de manera increíble, dadas las circunstancias económicas y sociales, considera.

Recientemente recibió la invitación del gobierno municipal para presentar alguna propuesta en la reordenación del comercio ambulante. A lo cual contestó que es de vital importancia llenar aquellos inmuebles que hoy están vacíos.

Entre ellos algunos mercados, como El Solidaridad ubicado en la zona de la central camionera, o el de Revolución, entre las calles de Salazar y Leandro Valle. Así como el “mercado nuevo” (Benito Juárez) en la calle de Benedicto López y el de la colonia El Moral, por citar algunos ejemplos.

Sin embargo, calificó que el comercio informal se ha convertido en una “mafia”, debido a que hay muchos intereses de por medio. “Hay mucho dinero de por medio yel municipio es también parte de ese sistema de impunidad y complicidad”.

En cuanto al sector de discapacidad, hay muchas barreras arquitectónicas que siguen prevaleciendo, lo cual impide la libre circulación de personas en esas condiciones físicas.

Además de que las rampas están mal construidas, la gran mayoría han sido invadidas, tanto por particulares como de ambulantes.

Ya no es posible circular por las banquetas, porque han sido invadidas. Por ello los discapacitados son orillados a caminar por las vialidades, con el peligro latente de ser atropellados, finalizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: