Construyen en tiempo récord instalaciones de la Guardia Nacional

H. Zitácuaro, Mich. – En una visita que hiciera “El Despertar” a las instalaciones de la Guardia Nacional, se pudo apreciar que se construyó en tan sólo unos meses y en tiempo récord. Aparentemente ya cuenta con varios servicios, como iluminación nocturna y servicio de energía eléctrica.

Meses atrás este medio informativo dio cuenta de los sucesos que rodearon la donación de este inmueble a la Guardia Nacional (GN).

A principios del mes de octubre el Ayuntamiento, a través del alcalde Hugo Alberto Hernández Suárez, informó que se había autorizado un presupuesto de 4 millones para la compra. No obstante, el predio que se iba adquirir se encontraba en la tenencia de Aputzio de Juárez, el cual no recibió la aprobación de la corporación.

Fue entonces que el municipio otorgó uno, ubicado en el Parque Industrial. El que, hace varios trienios, el entonces presidente municipal, Juan Carlos Campos Ponce, presuntamente había comprado.

El terreno fue finalmente entregado a la GN y de manera inmediata se agilizaron los trabajos, para de esta manera edificar lo que sería el cuartel de la mencionada corporación federal.

Aunque el proyecto original contemplaba concluir las obras el 30 de diciembre del año que finalizó, ahora se puede apreciar que son algunos detalles los que faltan para que se ponga en operaciones este edificio.

Hay que recordar que, tras el anuncio del ayuntamiento sobre la donación del predio, habitantes del ejido de Francisco Serrato se manifestaron, afirmando que del ex presidente Juan Carlos Campos no vieron un solo peso por su compra.

Los inconformes expresaron que Campos Ponce argumentó que daría medio millón de pesos y el gobierno estatal otra cantidad similar; sin embargo, no hubo dinero, con lo cual los vecinos del lugar indicaron que contaban con la posesión legal del predio.

Aunque dijeron no estar en contra, sí exigieron de parte de las autoridades la reparación del daño. Exigieron a las autoridades en turno una explicación sobre la expropiación y compra del inmueble.

Durante las manifestaciones, los comuneros argumentaron que no fueron atendidos de manera seria para dar solución al conflicto, tanto de la síndica Mirna Merlos, así como del entonces secretario Moisés Salazar.

Añadieron que si la autoridad municipal había anunciado la compra de un terreno en Aputzio, el que no se concretó, debió de haberse destinado dinero para pagar el de Francisco Serrato.

Hay que señalar que la titular del Club Organizado de Limitados Físicos (COLIF), Hermila Gómez Maya, había hecho el compromiso, de manera teórica, con el presidente municipal, Hugo Alberto Hernández, de que iba a donar un predio para que las personas tuvieran su propio espacio.

Gómez Maya había expresado su malestar, porque el municipio sí tuvo recursos y voluntad para las instalaciones de la GN, no obstante los discapacitados nuevamente fueron despreciados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *