Continúa abuso escolar en escuelas

*Se presentó un nuevo caso en el kínder Valle de Quencio, ubicada en la colonia El Cerrito.

H. Zitácuaro, Mich. – La semana que recién transcurrió, una madre de familia protestó de manera enérgica contra los directivos del preescolar Valle de Quencio, ubicada en la colonia El Cerrito, debido a que a su hijo lo habían golpeado un grupo de niños dentro de un baño, pateándolo en el piso.

Los nombres del niño y de la madre se omiten, pero “El Despertar” tuvo conocimiento de que ni los maestros, ni los padres de familia se percataron de este hecho. Fue otro niño que veía como se suscitaba la agresión, por lo que fue a llamar a una maestra para alertar del abuso al que era sometido el menor.

No se dieron más detalles de si este presunto maltrato había ocurrido en el transcurso del recreo o durante las clases. Lo que sí se dio a conocer, es que fue durante el turno vespertino que se registró este abuso.

Otro ejemplo del que tuvo conocimiento este medio informativo, fue en el ciclo escolar anterior, se dio en el jardín de niños “Esperanza Olivares”, ubicado frente al Jardín “Constitución” o plaza de Las Flores, en el que una madre de familia expresó su inconformidad con la maestra del menor.

La madre expuso que un grupo de niños, también en repetidas ocasiones molestaban a su hijo, por lo cual explicó que lo sujetaban del cuello y aparentemente lo querían derribar al piso. Estos hechos aparentemente habían sido durante el recreo y en el horario del turno matutino.

También en la escuela primaria “Eva Sámano de López Mateos”, un alumno de esa institución, del turno matutino, había sufrido varios golpes por parte de su mismo compañero de salón, quien le había dejado una lesión en las partes bajas de su cuerpo; es decir, a la altura de los testículos del menor, hechos ocurridos en tercero o cuarto grado.

La madre al presentar la queja ante la directora, esta únicamente justificó que no se podían tener a los niños en una “caja de cristal” para protegerlos. Finalmente, no hubo ninguna sanción para el presunto agresor.

Hace algunos años también se tuvo conocimiento de que en la escuela primaria “18 de Marzo”, en el turno matutino, un niño de segundo o tercer año maltrataba de manera frecuente a una niña, ambos del mismo salón, por lo que los padres de la menor se dieron cuenta del abuso escolar de su pequeña hija y tomaron cartas en el asunto, poniendo la queja correspondiente.

Dos alumnos de la secundaria “Suprema Junta Nacional Americana” se retaron a golpes, posteriormente se fueron caminando hacia el fraccionamiento “Cuanicuti”, que se encuentra a unos minutos de distancia de esa escuela. Terminaron ambos por agredirse físicamente, mientras algunos padres de familia a través de las ventanillas de sus casas pudieron conocer del caso.

El llamado “bullying” o acoso escolar está considerado por especialistas como uno de los temores más grandes que tienen los estudiantes cuando sufren abusos o maltratos, al menos uno de cada tres lo padece en México.

De acuerdo a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México ocupa el primer lugar internacional de casos de abuso escolar en educación básica, ya que afecta a 18.7 millones de alumnos de primaria y secundaria, ya sean públicas o privadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *