Coronavirus llegó para quedarse

Debemos aprender y adaptarnos: FAD.

H. Zitácuaro, Mich. – Mientras que autoridades de la Organización Mundial de la Salud han declarado que no hay una vacuna para combatir el Coronavirus, Francisco Álvarez Díaz, médico reconocido en la región oriente y tierra caliente, expresó que la sociedad se debe adaptar y aprender a vivir con esta enfermedad.

Expuso que esta pandemia no tiene para cuando concluir su ciclo; por lo cual, exhortó a que como ciudadanos debemos aprender el proceso de adaptación y vivir en estas circunstancias, que no son agradables. Explicó que en esta generación así nos tocó, tampoco fue elegida, por lo tanto “ahora nos toca decidir qué debemos hacer por el bien personal, de nuestra familia y nuestra sociedad”.

Este panorama de contagios, por la infección, ha generado sucesos trágicos y de un impacto emocional fuerte. Todas las enfermedades que estaban ahí siguen, ahora se agregan 43 mil muertes en nuestro país, por esta enfermedad que nos está agobiando.

Indicó que debemos aprender a vivir esta nueva situación, tratar de salir lo mejor librados, evitando esta enfermedad mortal. La invitación -dijo- es seguir en las labores cotidianas, pero con actitudes y conductas diferentes.

En la actualidad se siguen detectando pacientes que clínicamente tienen esta infección y, por el otro lado, se refirió que la prueba tarda muchos días en entregarse el resultado. Lo que impide cuantificar de una manera más precisa los casos, pero se ha estado observando que han surgido casos de personas cercanas, pacientes que llegan a su consultorio particular y que han relatado que han perdido un ser querido, manifestó Álvarez Díaz.

Agregó que se sigue enterando de contagios, de pérdidas humanas por esta enfermedad, “esto es una realidad”. En cuanto al uso del cubre bocas, lavado de manos, distanciamiento social, son medidas precautorias, explicó que la sociedad tiene la responsabilidad de enfrentar esta enfermedad con la prevención.

“Somos una sociedad que nos gustan las reuniones, los grupos e incluso en el acompañamiento de los enfermos”. Cuando llegan a las clínicas o consultorios muchos pacientes llevan a 4 o 5 personas, que en realidad nada tendrían que hacer ahí. Sin embargo, precisó que es parte de la cultura mexicana, una manera de mostrar la solidaridad hacia los demás. Otro ejemplo, son los acompañamientos fúnebres, los mexicanos están tanto en las buenas como en las malas.

Esta pandemia está obligando a reconsiderar nuestras conductas, por ello se ha pedido a los pacientes y a sus familiares cuidarnos entre todos. Si se está en el entendido de que hay aglomeraciones, se está favoreciendo la propagación del virus, más cuando se trata de personas ya enfermas, las más afectadas.

Expuso que circulan en medios informativos imágenes de agresiones a guardias, a empleados, que lo único que piden es el ingreso a una sola persona, con un acompañante, luego se exaltan y no quieren acatar la norma. En la contra parte, hay muchos casos de ciudadanos que ya aprendieron que es por su propia protección y desde luego al personal de salud, finalizó Álvarez Diaz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *