Debemos proteger nuestros bosques y cerros

-Promover la reforestación y que las autoridades se involucren, dice encargado del orden

Zitacuaro, Mich. Recientemente en el municipio de Zitácuaro se registraron varios incendios forestales, en total se han afectado 85.50 hectáreas, en lo que va de la temporada. De ellas, 59 corresponden a terreno de matorrales, 20 a herbáceos y 6.50 a hojarascas. La semana pasada el Cerro del Candelero se incendió y el fuego se prolongó hasta 3 días. Al respecto el encargado del orden de la comunidad de El Aguacate considera que el 99 % de los incendios forestales son provocados, por lo cual hace un llamado a la ciudadanía para proteger los bosques y los cerros.

José Juan Gómez de la Cruz encargado del orden de la comunidad de El Aguacate, en entrevista detalló cuál fue la participación de su comunidad para combatir el fuego “El incendio se suscitó en una zona que pertenece a San Miguel Chichimequillas, pero nosotros participamos porque estuvo en los límites con nuestra comunidad, de la cual no se quemó una sola hectárea. Corresponden al Aguacate 425 hectáreas de bosque que está a nuestro resguardo, de no acudir nos hubiera afectado. Lamentablemente sí afecta a la naturaleza y este daño afecta a toda la ciudadanía”.

“El incendio duro tres días, el primer día no pudimos intervenir, porque en las comunidades si te metes a donde no te pertenece, puedes tener problemas aunque estés haciendo un bien, el segundo día ya estuvo más cerca de los límites y con la solicitud del Director de Ecología José Luis Carmona para colaborar, acudimos ya que únicamente su brigada acudió a sofocar el incendio, el tercer día me comuniqué con él y me dijo que fue una rosa que se les salió de control”.

El encargado del orden estimó que fueron unos 1,200 m2 los que resultaron siniestrados “Se quemaron pinos, encinos mamuyos y lo más triste es que hay mucha gente que habitamos en Zitácuaro, un 80 % no hemos ido a plantar un arbolito al cerro y es lamentable que sólo nos dediquemos a la crítica y cuando hay una reforestación se niegan a participar”.

“Inclusive en mi comunidad, si participamos el 40 % cuando hay una reforestación, es mucho, no tenemos la cultura de plantar un árbol, tenemos que incentivar la participación de la ciudadanía, de los niños, enseñarles que tenemos que plantar un árbol, que nosotros nos vamos a ir de este mundo y nuestra descendencia se queda en esta tierra”.

Gómez de la Cruz denunció que en las comunidades hay talamontes y están identificados, “lamentablemente para poder poner una denuncia hay que agarrarlos con las manos en la masa, este periodo de tiempo que tengo al frente de la comunidad no he tenido la suerte de encontrarlos, nuestro cerro ya se lo acabaron, pero ahorita estamos protegiendo nuestro cerro de los talamontes”.

“No sé si exista complicidad con las autoridades pero da la casualidad que aunque tengas puerta con candado entran los talamontes, entonces sí debemos de cuidarnos hasta de las personas que dicen cuidan el monte”.

El encargado del orden criticó la falta de colaboración de las autoridades en las comunidades “Mira nosotros en El Aguacate no hemos recibido hasta el momento un sólo azadón, una pala, unas botas, instrumentos de trabajo para combatir los incendios cuando se necesita. No hemos tenido la participación de las autoridades, en la comunidad nos regimos por usos y costumbres, tenemos un montero y una brigada pero actúan por gusto, no hay un incentivo para ellos”.

“Hago un llamado a las autoridades para que nos pregunten, nos comenten qué es lo que necesitamos para combatir la tala clandestina, el robo de tierras y hay mucha gente que arranca los árboles para utilizarlos como morillos, unos lo hacen por necesidad y otros por negocio y es lo que no se vale”.

Para concluir la entrevista, el encargado del orden dio a conocer los problemas que se generan entre los habitantes por la falta de apoyo de las corporaciones policiacas cuando se detiene a los talamontes. Existen conflictos por la tierra, “Hemos tenido ciertos enfrentamientos con los propios habitantes de la comunidad porque se solicita el apoyo de las autoridades: Policía municipal, policía federal, ejército, no asisten o dicen vamos y nunca llegan. Debemos organizarnos para proteger nuestros bosques y nuestros cerros y acabar con estas prácticas ilícitas”.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *