Décadas de robo al patrimonio municipal

-Bajo el conocimiento de alcaldes de Zitácuaro.

H. Zitácuaro, Mich. – Leonardo Garduño Monroy insiste en el robo de bienes públicos, que es considerado parte del patrimonio municipal. Es decir, propiedad de los zitacuarenses. Afirmó que esta práctica ha prevalecido durante décadas, bajo el conocimiento de presidentes municipales.

Entrevistado por “El Despertar”, indicó que ha tenido conocimiento de que ha surgido “gente abusiva” en esta ciudad, cuyo objetivo ha sido el robo de bienes. “No voy a decir nombres, pero entre ellos se encuentran Presidentes Municipales. Hasta la fecha siguen saliendo propiedades que se están robando y robaron hace años”

Sostuvo que es un secreto a voces las propiedades que se han adjudicado. “No voy a decir nombres, pero es la verdad, del Ayuntamiento, de los que han pasado, los servidores públicos, han servido para robar el capital del municipio”.

Anotó que hay muchas propiedades que pertenecen a esta localidad, mismas que eran consideradas como patrimonio municipal, pero que en la actualidad se encuentran desaparecidas. Indicó que en algún tiempo tuvo la idea de presentar un proyecto para edificar un jardín botánico en algunas de las propiedades del municipio, con el propósito de sembrar plantas medicinales, pero la idea no prosperó.

“El municipio tenía muchas propiedades que se robaron ya, ex presidentes”. Entre otros espacios, se encuentran áreas verdes, las cuales deberían estar en una lista del patrimonio municipal.

En cuanto a ciertos bienes privados, indicó que es un tema en el que también algunas personas se han aprovechado, ya que estos bienes se encuentran “abandonados”. Hay casas que aparentemente no tienen propietarios y se ha vuelto una costumbre de algunas personas apropiarse de predios o inmuebles que aparentemente carecen de dueño.

Indicó que es de la opinión pública que, a estos bienes inmuebles, ya sean casas u otros, les cambian la chapa. Para llevar a cabo estas tareas ilícitas, también han participado algunos profesionistas que conocen de esas actividades y todo ello se convierte en una red de corrupción. “Es un tema muy escabroso”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *