Denuncia líder sindical violencia por parte del jurídico del Ayuntamiento

Vía telefónica le habría dicho “hija de puta”

Zitácuaro, Mich., a 04 de junio del 2017.- Rocío Esther Vargas Gómez, líder del Sindicato Único de Empleados Municipales (SUEM) del Ayuntamiento de Zitácuaro, denunció públicamente la presunta violencia de la que fue objeto por parte de un abogado que labora en el Departamento Jurídico de la administración pública municipal.

La lideresa sindical dio a conocer que el pasado jueves recibió una llamada telefónica del número 715 138 92 68, se trataba del abogado Rosalío Suarez Salgado, quien labora en el Departamento Jurídico. El objetivo de la llamada, era solicitarle un oficio acerca del caso de jubilación de un trabajador durante la pasada administración.

Vargas Gómez explicó que dicho oficio se lo habían enviado del Departamento Jurídico del ayuntamiento, en el cual le hacían de su conocimiento que contaba con tres días para dar respuesta, por lo que le respondió al abogado y funcionario Rosalío que el jurídico del sindicato ya se encontraba checando la contestación.

Ante esta respuesta, Rosalío Suarez le solicitó que le notificara por medio de un escrito que su abogado ya estaba checando la contestación del documento. Siendo las últimas palabras que le dirigió a la líder sindical.

Sin embargo Roció, no colgó el teléfono y escuchó cuando, quien fungiera durante un periodo de tiempo como Secretario del Ayuntamiento en la actual administración, expresó: “hija de puta”. Posteriormente el abogado reaccionó y observó que no había colgado el celular y expresó: “ya me escuchó”.

La líder del SUEM externó su malestar por lo sucedido y pidió la destitución, como funcionario municipal de Rosalío Suarez Salgado. Asimismo, aprovechó para informar que, en caso de que la autoridad municipal no sancione al abogado, acudirá ante la instancia de derechos humanos a presentar una queja.

Además, externó que, momentos después de colgar la llamada con Suarez Salgado, se comunicó con el Director Jurídico del Ayuntamiento, Ramón Maya Alonso, para informarle lo que había sucedido, pero el funcionario municipal le respondió que desconocía los hechos.

Finalmente señaló que esto no puede pasar en un municipio donde existe la declaración de alerta de género, aun más grave viniendo el comentario de un funcionario público municipal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *