Denuncian a Policía Ministerial que recogió vehículo sin motivo alguno

-La querella incluye también al Ministerio Público.

Zitácuaro, Mich.- Alfredo Sánchez Ramírez, el ciudadano que en días pasados sufrió el decomiso de un vehículo que se encontraba estacionado sobre la vía publica, presentó de manera formal la denuncia ante la Fiscalía Regional de Justicia en contra del elemento de la Policía Ministerial y del Ministerio Público, por los delitos de robo grave, ejercicio ilegal del servicio público y en contra del Ministerio Público por el delito de encubrimiento.

En conferencia de prensa, Sánchez Ramírez declaró que presentó la denuncia, pues se violentaron sus derechos como ciudadano, ya que el policía únicamente se llevó su vehículo bajo el argumento de que la placa de identificación vehicular estaba alterada.

Resaltó que, inclusive el Director de Carpetas de Investigación de la Fiscalía Regional de Justicia, le llamó por teléfono para preguntarle en que parte el carro trae dicha placa, pues no “la encontraban”.

Aclaró que se generaron malos entendidos por esta acción de un policía ministerial, a quien le gustó el vehículo y por eso se lo llevó, gracias a una nota publicada de manera tendenciosa para involucrar al sindico municipal.

Destacó que el Policía Ministerial, Juan Guadalupe G. M., quien se llevó el vehículo, cambió su versión en la puesta a disposición del automóvil ante el Ministerio Público. Ahí ya señaló habérselo llevado por que el tatuaje de los cristales no coincidía, acción que consideró como algo inaudito, “inventó cosas para llevárselo”.

“Por esta razón el Ministerio Público del área de vehículos robados no debió aceptar la puesta a disposición del automóvil, por lo tanto se convierte en cómplice del Policía Ministerial. Por esta razón la denuncia se presentó por los delitos de robo grave y ejercicio ilegal del servicio publico en contra del elemento ministerial señalado y otros, quienes lo ayudaron y por el delito de encubrimiento en contra del Ministerio Público”, explicó Sánchez Ramírez.

Manifestó que el robo se consumó, pues no existía un mandato judicial para que el Policía Ministerial se llevara el carro. Haciendo un llamado a la ciudadanía para no permitir este tipo de abusos: “No debemos permitir que las autoridades, que se les paga con dinero del pueblo, violenten nuestros derechos”.

“No podemos permitir que sean unos pillos quienes estén al frente de las instituciones que deben velar por la seguridad y justicia de los ciudadanos”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: