Denuncian a policías ministeriales y personal de la fiscalía

-Se les señala por abuso de autoridad.

Zitácuaro, Mich. Policías ministeriales adscritos a la Fiscalía Regional de Justicia, así como la Directora de Carpetas de Investigación y el Director de Análisis de Investigación, fueron denunciados penalmente por los delitos de abuso de autoridad. El denunciante fue acusado de haberse robado su propio vehículo.

En relación a los hechos, se tiene conocimiento que el pasado día 16 de marzo, aproximadamente a las once de la mañana, la persona que denuncia a los policías ministeriales y a los funcionarios, fue detenido mientras se encontraba en su lugar de trabajo. Es el dueño de un vehículo del transporte público.

En su denuncia el ciudadano señala que ese día llegaron dos camionetas, una blanca y una gris, de donde descendieron seis personas, quienes se identificaron como elementos de la policía ministerial, quienes procedieron a detenerlo acusándolo del delito de robo, “yo no respondí y solo seguí instrucciones”, se lee en la denuncia.

Una vez detenido fue trasladado a la Fiscalía Regional de Justicia, pero antes los policías ministeriales se detuvieron en la gasolinera de Valle Verde, donde un individuo que se identificó como el abogado defensor de la persona que lo acusa, frente a los policías ministeriales le dijo: “si cedes a lo que está escrito no pasa nada”, mostrándole un documento. La respuesta del detenido fue que cedería a las cosas por las buenas, pero de la forma en que lo estaban haciendo no cedería en nada.

Permaneció incomunicado por más de cinco horas, lapso en que sin la presencia de un abogado el ministerio público tomó su declaración; “ya que les urgía hacerlo, con el objetivo de perjudicarme”. Fue hasta que acudió un abogado que se permitió que sus familiares pudieran verlo y momentos después quedó en libertad.

El denunciante considera que dentro de la Fiscalía Regional de Justicia están haciendo mal su labor, ya que el delito por el que lo acusan en realidad es solo un conflicto familiar. Reconociendo que se encuentra en trámites de divorcio con su aún esposa, sin embargo en la actualidad ambos viven en la misma casa, “por lo que las autoridades se prestaron a fabricarme un delito”.

“Cuento con toda la documentación que acredita que soy el único y legítimo dueño de mi fuente de trabajo (vehículo de servicio público, cuya concesión está a su nombre), pero estas autoridades que señalo le entregaron el vehículo a mi aun esposa, sin tener legalmente la razón; por lo que considero que actúan premeditadamente y perjudican mi economía, pero sobre todo mis derechos»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *