Denuncian desmantelamiento de escuela por parte del Programa Escuelas al 100

Detectan irregularidades

Zitácuaro, Mich., a 27 de enero de 2017.- El director de la Escuela Primaria Miguel Hidalgo, que se localiza en la comunidad de Camembaro, en este municipio, denunció el desmantelamiento que sufrió dicho plantel. Esto luego de haber resultado beneficiado por el Programa Escuelas al 100, “resultando peor el remedio que la enfermedad y la escuela terminó en peores condiciones”.

En entrevista con el director de la institución, Noé Quintero Villalobos, relató como su escuela pasó de estar en aceptables condiciones, a terminar completamente saqueada; pues quienes trabajaron durante el periodo de vacaciones, supuestamente en mejorar las instalaciones del plantel, el pasado viernes acudieron a la misma y se llevaron las lámparas, registros y causaron desperfectos en los baños.

La Escuela Primaria Miguel Hidalgo resultó beneficiada con el Programa Escuelas al 100, que ejecuta el Instituto Nacional de la Infraestructura Física Educativa (INIFED). Días antes de salir de vacaciones, en el mes de diciembre, arribó un ingeniero – el director desconoce su nombre-, quien se identificó como encargado de ejecutar la obra que contemplaba cinco puntos: pintura, impermeabilización, piso a todos los salones, remodelación de los baños y cableado eléctrico, por un monto de 419 mil pesos.

El director dialogó con el ingeniero encargado y solicitó que en lugar de los baños se le otorgara equipo de computación y mobiliario. Aceptando la petición el ingeniero, pero no se entregó lo pactado; por el contrario, se hicieron desperfectos en los baños de las niñas y de los niños.

El pasado viernes 6 de enero, mientras el director sostenía una reunión de trabajo, llegaron trabajadores de la obra y el ingeniero encargado, retiraron las lámparas que habían colocado en los salones, desenterraron los registros de la luz y causaron destrozos en los baños. Posteriormente solicitaron que el director firmara el papel de entrega recepción de la obra, pero este se negó, impidiendo que se terminaran de llevar las demás lámparas y dos registros que permanecen en la escuela.

Al cuestionar al ingeniero el motivo por el que habían causado esos daños en la escuela, señala el director que su respuesta fue que “eso no estaba contemplado en el proyecto”; después de eso no ha vuelto a tener contacto con él, el teléfono ya no se lo contesta.

El director buscó información en el portal del INIFED y descubrió que el presupuesto asignado para la remodelación de la escuela es más elevado de lo que el ingeniero le informó. En realidad se destinaron 549 mil pesos, casi 130 mil pesos más de lo que le habían dicho. Por esta situación y las condiciones en que dejaron la escuela, el director ya interpuso su queja en el sitio web del INIFED y se encuentra a la espera de una respuesta, ya que el día miércoles pactó una reunión con el ingeniero de la obra pero este ya no se presentó. En presencia de este medio de comunicación, realizó una llamada a su celular, pero no contestó.

El director de la primaria espera obtener respuesta favorable de las autoridades y de la dependencia a nivel federal, para que su escuela vuelva a estar en condiciones de recibir a los más de 150 alumnos, ya que los salones todos contaban con luz y los baños estaban en buenas condiciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: