Denuncian públicamente a directora de la UPN por pedir moches

-Ex trabajadores solicitan 70 mil pesos que se les adeuda.

-Se escudan en ser personas cercanas al gobernador, señala.

Zitácuaro, Mich. Ex trabajadores de limpieza, quienes laboraron durante 2014 y 2015 en la Universidad Pedagógica Nacional (UPN), plantel Zitácuaro, denuncian públicamente a la directora del centro educativo, María del Socorro Hernández Sotelo, quien –de acuerdo a la versión de los afectados-para otorgarles el trabajo les pidió cierta cantidad de dinero mensualmente.

Carlos Villalobos López, titular de Servicios Coordinados de Apoyo a Instalaciones “Colmena”, en entrevista denunció ante este medio de comunicación que fue la directora del plantel, quien por medio del ingeniero Othón González lo contrató para prestar los servicios de jardinería y limpieza, durante los años 2014 y 2015.

Para lo cual firmaron un convenio (al momento Carlos Villalobos López  no cuenta con él, ya que el ingeniero Othón González se lo pidió, supuestamente para renovarlo, pero nunca se lo regresó. En el acuerdo convinieron que cada trabajador percibiría 7 781 pesos mensuales, pero fueron condicionados a entregar 6 600 cada mes, como reembolso para la directora María del Socorro Hernández Sotelo, cantidad que se le entregaba al ingeniero, quien a su vez la proporcionaba a la directora.

Villalobos López relata que en el año 2014 les quedaron a deber los gastos de la actividad para la que fueron contratados (limpiar las áreas verdes de la institución), así como el arrendamiento de la maquinaria (tractor carriola, güiro, corta setos, sopladora) y el mantenimiento de los mismos, la renta de un vehículo para el transporte de basura y materiales, sumando la cantidad de 69, 000 mil pesos, los cuales no han tenido voluntad de cubrir.

En su relatoría el afectado señaló que para el año 2015 acordaron el pago de un elemento más, aparte de los dos que ya trabajaban, pero en el año 2016 nos terminaron (sic) diciendo que pagarían, pero hasta el momento no lo han hecho.

Villalobos López expresó que queda clara la deshonestidad de la directora Hernández Sotelo al mandarnos a negociar con terceras personas, siendo ella la responsable y titular de la escuela, “escudándose en terceras personas y lucrar con la necesidad de las gentes pobres, al exigirnos durante un año los 6, 600 mensuales que estuvo recibiendo”.

El afectado explicó que al tratar de negociar con el ingeniero Othón González, este les ha dicho que él es muy amigo del gobernador y que el resolverá el problema. Dijo que inclusive una vez le comentó que también era muy amigo de Crispín Duarte Soto, titular de la Unidad de Servicios Regionales, de la Secretaría de Educación en el Estado.

Para finalizar señaló que tiene la esperanza que un día los servidores públicos trabajen con honestidad y lealtad.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *