Desabasto de agua en la ciudad

Sapa Zitácuaro indicó que debido a la temporada de calor hay mayor consumo de agua.

Actualmente los yacimientos del vital líquido se encuentran a un 70 por ciento de su capacidad.

Por: Gabriel Gómez Rodríguez

H. Zitácuaro, Mich. – Sapa de Zitácuaro reconoció que debido a la demanda de agua que hay en la ciudad, el servicio de pipas se ha incrementado de manera considerable. Una de las causas es el intenso calor, que provoca mayor consumo del vital líquido.

La temporada de estiaje está a su plenitud, por tal motivo los mantos acuíferos han disminuido hasta en un 30 por ciento.Es decir, están a un 70 por ciento de capacidad para atender la demanda de la población.

Elías González Merlán, director del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado, dio a conocer lo anterior y explicóque hay algunas colonias donde se ha agravado el desabasto del vital líquido.

Entre ellas están la colonia La Palma de Cedano, ubicada al norte de la ciudad, así como Las Palmas, ésta última al poniente. En general reconoció que toda la ciudad demanda de ese recurso.

El Sistema de Agua Potable está proporcionando el servicio, aunque no al cien por ciento. Por ello, hizo la recomendación a todos de cuidar y aprovechar el agua.

Reconoció que en la actualidad algunos usuarios del Sistema de Agua Potable han incurrido en algunas faltas, como el desperdicio de agua. De tal manera que se han hecho acreedores a algunas multas por parte de Sapa.

Explicó González Merlán que, mientras en algunas partes se adolece de ese recurso, en otras se desperdicia. Quizás por accidente o descuido.

Hay consumidores que ni siquiera tienen un flotador en sus tinacos y provocan desperdicios constantes. Por tal motivo se les ha multado hasta con 890 pesos.

En el tema de la zona donde se abastecen los piperos del servicio particular, subrayó que es en el pozo número 6, ubicado en el Parque Industrial. Es el único autorizado por el organismo descentralizado.

Mientras que las pipas con las que cuenta el Sapa, recargandel pozo que se localiza en la colonia Poetas. Reconoció González Merlán que las pipas no se dan abasto, están haciendo un esfuerzo mayor.

En otro tema, se refirió a que hay personal destinado a desazolvar algunas rejillas, también llamadas “bocas de tormenta”, para cuando lleguen las lluvias. El objetivo es que se reduzcan los problemas de inundaciones, evitar que semeta el agua al interior de domicilios.

Como vecino de esta población, indicó que su mayor deseo es que lleguen las lluvias, para apaciguar el calor y que los mantos acuíferos vuelvan a recargarse.

Para finalizar, indicó que “estamos esperanzados a que llegue la lluvia para poder recargar los mantos y al poder recargar los tendríamos otra vez a su capacidad máxima. Pero mientras no suceda esto, estamos con estos problemas de falta de agua”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: