Detenido Prefecto de la Secundaria Nicolás Romero acusado de violación

-Juez lo vinculó a proceso, dio cuatro meses para el cierre de la investigación.

Zitácuaro, Mich.- El pasado lunes fue detenido Ibsen A. quien es acusado de haber violado a una menor de edad, cuando se desempeñaba como Prefecto en la Escuela Secundaria Nicolás Romero. Ayer viernes un juez lo vinculó a proceso y ordenó un periodo de cuatro meses para el cierre de la investigación.

El mismo día lunes se llevó a cabo la audiencia de formulación de imputación, donde el ministerio público leyó la acusación realizada por una menor de 15 años de edad, estudiante de la Escuela Secundaria Nicolás Romero, pero el Prefecto guardó silencio y solicitó la duplicidad del término, para que el juez determinara su situación jurídica.

El día de ayer (viernes) se reanudó la sesión y nuevamente el ministerio público leyó la acusación y aportó varios datos de prueba, entre ellos diversos estudios: psicológicos, médicos, ginecológicos. Así como diversas entrevistas, entre estas, una con el director de la institución, con la trabajadora social de la escuela y una persona allegada a la familia de la menor, a quien el Prefecto buscó para tratar de llegar a un arreglo monetario.

De acuerdo a la narración leída por el ministerio público, los hechos ocurrieron el pasado 29 de octubre, cuando el Prefecto Ibsen citó a la menor en El Jardín Chiquito, a las cuatro de la tarde. Cuando ésta llegó, el Prefecto la sorprendió por la espalda y le cubrió los ojos. Cuando la menor se volteó para quedar de frente con el Prefecto, él colocó un trapo en la boca de la menor y ella perdió el conocimiento.

Cuando despertó se encontraba en una habitación oscura, sobre una cama y sin ropa. Señalando que mientras el Prefecto abusaba de ella, otra persona le sujetaba las manos. Posteriormente esa persona, a quien no identificó, únicamente señaló que se trataba de un hombre alto y flaco, también abuso sexualmente de ella. Tras consumar el acto, el Prefecto amenazó a la menor con hacerle daño a ella y a su familia si contaba algo de lo que había sucedido.

Nuevamente le colocaron un trapo en la boca y volvió a perder el conocimiento. Cuando se recuperó, ya se encontraba nuevamente en El Jardín Chiquito, retirándose a su domicilio, sin contarle a nadie lo que había ocurrido.

Fue hasta principios de este año que la madre de la menor descubrió unos mensajes en su celular que levantaron sus sospechas, posteriormente la menor se negaba asistir a la escuela. Fue durante la primera semana de regreso a clases, en el mes de enero, que nuevamente el Prefecto se acercó a la menor, lo que le provocó una parálisis facial, ocasionando que dejara de asistir a la escuela durante un periodo de 15 días.

En ese lapso la madre de la menor acudió a la escuela donde sostuvieron una reunión con el director de la institución, acordando que el Prefecto Ibsen fuera removido de la escuela y la menor cambiada de turno.

Sin embargo la menor siguió presentando crisis nerviosas y fue durante el mes de febrero que la madre decidió presentar la denuncia ante la Fiscalía Regional de Justicia, donde luego de practicarle distintos estudios, encontraron que la menor presentaba rastros de violencia sexual.

A pesar de existir la denuncia en contra del Prefecto, este siguió acosando a la menor, en una ocasión – narró ella- la esperó al salir del gimnasio y la amenazó, diciéndole que ya había abierto el hocico, que si no quería que le hiciera daño a ella o a su familia, mejor retirara la denuncia.

Ante estos señalamientos y una “inapropiada” defensa, el Juez determinó vincular a proceso al Prefecto Ibsen A. por el delito de violación agravada, ordenando un periodo de investigación de cuatro meses, tiempo durante el cual la Fiscalía realizará nuevamente una serie de estudios a la menor. Mientras que la defensa informó que presentará algunos testigos a favor del imputado.

Esta noticia ha generado muchas reacciones, principalmente en las redes sociales, donde los comentarios señalan que no es el único caso en el que el Prefecto estaría involucrado, pero las jóvenes no se atreven a denunciar.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: